World Missionary Press

Un Estudio Biblico sobre Apocalipsis - Spanish

Bookmark and Share  


INTRODUCCION AL APOCALIPSIS
1La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, 2que ha dado testimonio de la cosas que ha visto. 3Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.  —Apocalipsis 1:1-3

    Apocalipsis, el último libro de la Biblia, generalmente ha sido contrastado con Génesis, el primer libro de la Biblia. En Génesis aprendemos sobre la creación del cielo y de la tierra. Apareció Satanás; entraron a la raza humana el pecado, dolor y muerte y se removió el acceso al árbol de la vida. En Apocalipsis vemos que Satanás y sus obras son condenadas; el pecado, dolor y muerte desaparecen; el árbol de la vida es restaurado en una nueva tierra; y quienes creen en el Salvador son salvos y viven en el cielo eterno de Dios.

    El título del libro es Revelación de Jesucristo. La palabra "revelación" o la palabra griega "apocalipsis" significa un destapamiento, descubrir, quitar el velo, un revelar. Aquí vemos a Cristo en toda Su gloria como El es  verdaderamente, Creador y Señor del cielo y de la tierra.  En lugar de enfocarse en las interpretaciones del hombre, podemos voltear nuestros ojos a Cristo, la Persona central del libro. El es digno de ser adorado y servido con todo nuestro ser.

    Quizás no sepamos exactamente cuándo se lleven a cabo los eventos del Apocalipsis, pero podemos estar seguros que todo lo escrito es verdadero y cierto. "El cielo y la tierra pasarán,pero mis palabras no pasarán" (Mateo 24:35).

Ojalá este estudio bíblico lleve nuestros corazones a Cristo, el autor y consumador de nuestra fe. Ojalá nuestra respuesta a este estudio sea adorar al Señor Jesús y le sirvamos con gozo. —V. R. Benson
___________________________________
©2002 by V. R. Benson
El texto bíblico usado es de la versión Reina-Valera, ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; usado con permiso. El arte y la portada es de Warner Sallman; usado con permiso de la Prensa Warner.


LECCION 1. JESUCRISTO NOS TRAE UN MEN

Apocalipsis 1:4-11
4Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; 5y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. 7He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra  harán lamentación por él. Sí, amén. 8Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

9Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. 10Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, 11que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.  Escribe en un libro  lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia:  a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

La Vida de Jesucristo
1. Jesucristo había venido de Dios a este mundo como el testigo fiel. Isaías había profetizado: "He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones" (Isaías 55:4). Jesús mismo dijo: "Yo para esto he nacido, . . . para dar testimonio a la verdad. . ." (Juan 18:37b).
2. Jesucristo fue el primogénito de los muertos. El fue la primera persona en resucitar para jamás volver a morir. "La muerte no se enseñorea más de él" (Romanos 6:9b).
3. Jesucristo es el soberano sobre los reyes de la tierra. El es el "Señor de señores" (1 Timoteo 6:15b).
4. Jesucristo nos amó y nos lavó de nuestros pecados con su sangre. "Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado" (1 Juan 1:7).

    Jesucristo murió por nosotros para que Su sangre pudiera limpiarnos de nuestros pecados. "Y la misma sangre hará expiación de la persona" (Levítico 17:11b). ¿Quieres ser limpio de todos tus pecados? Jesucristo te puede escuchar ahora mismo. Confiésale tus pecados, arrepiéntete de ellos (deja de hacerlos). Pídele que venga a tu corazón y que viva contigo Dale gracias por perdonarle tus pecados. Su Espíritu vivirá en ti y te ayudará a vencer al pecado.

5. Jesucristo regresará entre las nubes a la tierra— de la misma manera en que ascendió al cielo después de su resurrección. "Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo" (Hechos 1:9-11).
Cuando El regrese, ¿Estarás listo para recibirle? "Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados" (1 Juan 2:28). Quienes no estén listos para recibirlo se lamentarán. Quienes lo conocen se alegrarán.

Jesucristo es Dios
    Jesucristo se llama a sí mismo "el Alfa y la Omega." La primera letra del alfabeto griego es el "alfa." La última letra es la "omega." Así que Jesucristo es el primero y el último: El es eterno. "Mas del Hijo [Dios] dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo" (Hebreos 1:8a).

Juan Fue Perseguido
     El apóstol Juan fue desterrado a una isla pequeña llamada Patmos por su testimonio de Jesucristo. "Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución" (2 Timoteo 3:12). Entre más nos acercamos al fin de los tiempos, más persecución vendrá para los verdaderos seguidores de Jesucristo.

    Juan había escrito las palabras de Jesús antes: "Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros." (Juan 15:18). "Y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios" (Juan 16:2b). "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33b).


LECCION 2. JUAN VE AL CRISTO GLORIFICADO
Apocalipsis 1:12-20

12Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, 13y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. 14Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; 15y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. 16Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. 17Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 18y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. 19Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas. 20El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Algo para Hacer
    Escribe tus respuestas a cada pregunta. Busca las respuestas en el pasaje de la Biblia incluido arriba  El número después de cada pregunta se refiere al número del versículo en la lección de la Biblia donde se encuentra la respuesta. Compara tus respuestas con la lista de respuestas que aparecen en el interior de la pasta posterior.
1. Uno semejante al Hijo del Hombre estaba en medio de los _____________ candeleros
(versículo 13). Estos candeleros son  las siete ____________ (versículo 20).
[Los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis contienen cartas que Jesucristo dictó a las siete iglesias.]
2. El que era semejante al Hijo del Hombre estaba vestido de una ropa que llegaba hasta sus ____________, ceñido por el pecho con un cinto de ____________ (versículo 13).
[Este vestuario muestra la realeza divina y el sacerdocio de Jesucristo.]
3. Su cabeza y sus cabellos eran ____________ como blanca lana, como ____________ (14). [Cuando Daniel vio la visión de Dios (Daniel 7:9), dijo, "el pelo de su cabeza [era] como lana limpia." Y llamó a este Ser Supremo "Anciano de días," indicando que Dios es eterno. Aquí en Apocalipsis, la visión de Juan sobre Jesús, el Hijo del Hombre, muestra que Jesucristo es el Eterno. En Miqueas 5:2, el profeta describe a Uno que saldría de Belén para ser el Rey de Israel como el que "sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad." Jesucristo era Dios hecho hombre.]
4. Sus ojos eran como __________ de __________ (14).
[Los ojos del Señor ven y buscan todo. "Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos" (Proverbios 15:3). "Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos" (Salmos 34:15).]
5. Sus pies eran semejantes al ________ bruñido, refulgente como en un horno (15).
[El bronce de sus pies habla de juicio. En los tiempos del Antiguo Testamento el altar de bronce, era donde los animales eran ofrecidos en sacrificio, era el lugar donde el pecado era juzgado.]
6. Su voz era como el estruendo de muchas _________ (15).
["Voz de Jehová sobre las aguas; truena el Dios de gloria, Jehová sobre las muchas aguas. Voz de Jehová con potencia" (Salmo 29:3, 4a).]
7. El tenía en su diestra siete ____________ (16). Las siete estrellas son los ______________ de las siete iglesias (20).
["Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad" (Daniel 12:3). Jesucristo tiene a sus siervos como estrellas en su mano. Ellos son sus testigos en este mundo de tinieblas.]
8. De su boca salía una __________ aguda de dos filos (16).
[La palabra de Dios viene de la boca de Jesucristo. "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón" (Hebreos 4:12). La Palabra de Dios nos juzga.]
9. Y su rostro era como el __________ cuando resplandece en su fuerza (16).
[Uno de los nombres dados a Jesucristo es el "Sol de justicia." "Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación" (Malaquías 4:2a). Cuando Jesucristo estuvo en la tierra, se transfiguró delante de tres de sus discípulos, y su rostro resplandeció como el sol (Mateo 17:2).]
10. Cuando Juan vio al Hijo del Hombre, cayó como _________________a sus pies (17).
[Cuando estuvo en la tierra, el apóstol Juan fue el más cercano a Jesucristo entre los doce
discípulos de Jesús. Mas ver a Cristo glorificado fue demasiado para él. El Señor Jesucristo es digno de la más profunda reverencia. Pero Jesús le dijo que no temiera.]
11. Jesucristo le dijo que El tenía las llaves de la__________ y del ____________ (infierno) (18). [Jesús le dijo a Pedro que ni siquiera las puertas del infierno lo detendrían para edificar su iglesia (Mateo 16:18).]
12. Le dijeron a Juan que escribiera tres cosas (19):
(a) "las cosas que has ____________" (en el pasado).
(b) "las (cosas) que ____________" (en el presente).
(c)"las (cosas) que han de ser _________________ de ______________" (en el futuro).

Jesucristo Vivirá Para Siempre
    Jesucristo fue asesinado por crucifixión a causa de nuestros pecados, según era el plan de Dios. "Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él [Jesús] también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre" (Hebreos 2:14, 15).

    Pero al tercer dia de haber sido crucificado Jesús, se levantó de su tumba, venciendo a la muerte. Jesús dijo, "Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente" (Juan 11:25b, 26a). "Porque yo vivo, vosotros también viviréis" (Juan 14:19b).  ¡Gloria a Dios!


LECCION 3. LA CARTA DE JESUCRISTO PARA LA IGLESIA EN EFESO
Apocalipsis 2:1-7

1Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: 2Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 6Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. 7El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Jesucristo Examina a Cada Iglesia
    Jesucristo camina en medio de las siete iglesias de Asia Menor (Turquía, actualmente),
examinando  con ojos de fuego su condición espiritual. "Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios" (1 Pedro 4:17a). Jesucristo juzga a la Iglesia antes de juzgar al mundo.

    Una iglesia puede ser alabada o despreciada por los hombres. Eso no importa. Lo importante es: ¿Qué piensa Cristo de cada iglesia? Jesucristo le dice a cada iglesia: "Yo conozco tus obras." ¿Qué diría Cristo acerca de tu iglesia? Estas cartas para las iglesias nos dan mucho alimento para pensar.

    El mensaje de Jesucristo para cada iglesia se dirige al "ángel" de la iglesia. La palabra "ángel" también significa "mensajero." Se podría referir al dirigente de la iglesia. En cada mensaje Jesucristo escoge una descripción para sí mismo, lo cual tiene un significado especial para cada iglesia. La mayor parte de las cartas alaba o encomia las virtudes de la iglesia. Todas, menos dos, contienen reprensiones.

    Cada carta contiene una promesa especial para los "vencedores" o creyentes verdaderos de la iglesia. Ojalá cada uno de nosotros pueda ser vencedor por la gracia de Dios. "No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal" (Romanos 12:21). "Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe" (1 Juan 5:4). "Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vida hasta la muerte" (Apocalipsis 12:11).

Algo para Hacer
    Llena los espacios en blanco con la respuesta correcta.
1. Descripción de Cristo: "El que tiene las siete ____________ en su diestra" (versículo 1). [¡Qué maravilloso es ser sostenidos por la diestra de Dios! "Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano" (Juan 10:28).]
2. Encomio: "Yo conozco tus obras, y tu arduo ____________ y ____________; y que no puedes soportar a los ___________" (2). "Que _____________ las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco" (6).
[La palabra "nicolaítas" significa "conquistadores de personas." Posiblemente había una gran separación entre clérigos y laicos (creyentes comunes). "Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella,...no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey" (1 Pedro 5:2, 3).]
3. Reprensión: "Pero tengo contra ti, que has dejado tu _________________ _____________" (4).
[Ninguna actividad llevada a cabo con mucho celo, ni las buenas obras, ni el tener una buena doctrina son sustituto a la relación de amor que debemos tener con Jesucristo mismo.]
4. Promesa para los vencedores: "Al que venciere, le daré a comer del ____________ de la ____________, el cual está en medio del ____________ de Dios" (7).
[¡Qué maravilloso será estar en la presencia de Dios por la eternidad!]

Efeso: La Iglesia que Dejó su Primer Amor
    Efeso era una ciudad principal de la cultura griega sobresaliente por su idolatría pagana. Allí estaba una de las siete maravillas del mundo antiguo: el templo de la diosa Diana (Hechos 19:35). Aquilas, Pricila, y Apolo habían trabajado en esta ciudad. Pablo enseñó una vez ahí por tres años. El libro a los Efesios es la carta de Pablo para la Iglesia en Efeso. Después el apóstol Juan ministró ahí por treinta años.

Cuando el Amor se Enfría
    La iglesia en Efeso parecía haber estado en fuego por el Señor. Los hermanos en la fe estaban ocupados sirviendo a Dios. Eran fuertes defensores de las verdades de la Palabra de Dios. Mas Jesucristo notó que faltaba algo: Habían dejado su primer amor hacia El. El Servir a Dios nunca puede tomar el lugar de amar a Dios.

    ¿Recuerdas a Marta? Ella estaba distraída con su servicio, mientras su hermana María se sentaba a los pies de Jesús, escuchando sus palabras. Jesús le dijo, "Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada" (Lucas 10:41b, 42).

    ¿Cuál es tu primer amor? ¿Qué puedes hacer si descubres que tu amor por Dios se ha enfríado? Jesucristo nos dice qué hacer:

1. Recuerda de dónde has caído. Jesús una vez contó una parábola acerca de un hijo que
malgastó su herencia viviendo de manera equivocada. "Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos
jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!"
(Lucas 15:17).
2. Arrepiéntete. El hijo pródigo de la parábola de Jesús decidió abandonar los caminos
equivocados de su vida y regresar a su padre. "Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti" (Lucas 15:18).
3. Haz las primeras obras. "Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó" (Lucas 15:20).

    Nuestra primera prioridad en la vida debe ser mantener una relación íntima con Cristo. Si dejas
tu primer amor a Cristo, El dice: "quitaré tu candelero de su lugar." Una iglesia o una persona puede perder la habilidad de dar luz o de testificar. "El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará" (Juan 15:6a).

Jesucristo Quiere que Escuchemos
    Jesucristo repite estas palabras a cada iglesia: "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias." Cuando realmente escuchamos la palabra de Dios, somos como buena tierra donde se siembra la semilla. "Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno" (Mateo 13:23).


LECCION 4. LA CARTA DE JESUCRISTO PARA LA IGLESIA EN ESMIRNA

Apocalipsis 2:8-11
8Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: 9Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. 10No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. 11El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes del pasaje bíblico anterior.
1. Descripción de Cristo: "El __________ y el _____________, el que estuvo _____________ y_____________ dice esto" (versículo 8).
[Para una iglesia que ha sufrido una gran persecución y martirio, es un gran consuelo haber
recibido un mensaje del Cristo resucitado ¡del que había vencido la muerte!].
2. Encomio o alabanza: "Yo conozco tus obras, y tu ________-__________, y tu ____________(pero tú eres ________)" (9).
[Quien guarda tesoro para él mismo no es rico a la vista de Dios (Lucas 12:21). "Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?" (Santiago 2:5).]
3. Reprensión: Ninguna.
[La persecución normalmente purifica a la iglesia. Jesucristo no encontró ninguna falta en esta iglesia perseguida.]
4. Promesa para los vencedores: "El que venciere, no sufrirá ____________ de la segunda____________" (11).
[La muerte segunda es la que se sufrirá en el lago de fuego, preparado para el diablo y sus
ángeles, Allí serán echados los inconversos (Apocalipsis 20:14).]

Esmirna: La Iglesia Perseguida
    La palabra "Esmirna" se deriva de "mirra" nombre de una planta la cual da su fragancia al ser molida. Las leyes romanas contra el cristianismo se endurecieron fuertemente. La persecución contra los creyentes en Asia parecía concentrarse en Esmirna. Policarpo, un amigo del apóstol Juan, fue quemado ahí a muerte.

    La Iglesia primitiva pasó por diez periodos de persecución bajo el poder de varios emperadores romanos. Se cree que cerca de cinco millones de creyentes perecieron. El último periodo bajo el poder de Diocleciano duró diez años. Los creyentes eran acosados en cavernas y bosques. Eran quemados, echados a bestias feroces, y matados usando toda clase de tortura. Mas la esposa e hija de Diocleciano aceptaron a Cristo. La Iglesia perseguida exhaló una fragancia dulce delante de Dios. "Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento" (2 Corintios 2:14).

No le Temas a la Persecución
    Cristo, mientras vivió en la tierra, le dijo a sus discípulos, "Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra" (Juan 15:20b). La persecución se presenta en maneras tales como la calumnia, el ridículo, las acusaciones falsas, discriminación, encarcelamiento, maltrato a golpes, muerte.

    La persecución viene de Satanás o de la naturaleza pecaminosa del ser humano. Satanás puede usar a quienes se llaman a sí mismos hermanos pero que realmente son hijos del diablo. "En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios" (1 Juan 3:10).

    No debemos temer la persecución porque Dios está con nosotros. "De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre" (Hebreos 13:6). ¡Qué maravillosa promesa les da el Señor a quienes le sean fieles hasta la muerte! A ellos les dará la corona de vida—la vida eterna con El. Jesús también fue fiel hasta la muerte. "Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios" (Hebreos 12:2).

    Algunas personas allegadas a ti pueden caer debido a la persecución. Jesús explicó, "Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza" (Mateo 13:20, 21). Necesitamos tener profundas nuestras raíces en la Palabra de Dios y aprender a confiar en El en toda clase de circunstancia. Su gracia es suficiente para cada momento de necesidad.


LECCION 5. LA CARTA DE JESUCRISTO PARA LA

12Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice
esto: 13Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. 14Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. 15Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. 16Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pe-learé contra ellos con la espada de mi boca. 17El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Algo para Hacer
    Llena los espacios en blanco con las palabras de la Biblia.
1. Descripción de Cristo: "El que tiene la ____________ aguda de dos ____________ dice esto" (versículo 12).
[La Palabra de Dios era especialmente necesaria debido a la doctrina falsa infiltrada en la iglesia.]
2. Encomio: "Retienes mi ______________________, y no has ____________ mi fe" (13). [Aunque Antipas murió allí como mártir, la iglesia fue fiel.]
3. Reprensión: "Tienes ahí a los que retienen la doctrina de _____________" (14). "Y también tienes a los que retienen la doctrina de los _____________, la que yo aborrezco" (15). [Balaam fue un profeta empleado por un rey enemigo para maldecir a Israel. Aunque Dios no dejó que lo hiciera, sutilmente incitó a la gente de Israel a cometer inmoralidad sexual y adorar a los ídolos (Números capítulos 22-25). "Tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad" (2 Pedro 2:14b, 15). Esta iglesia, enseñó, como Balaam, doctrinas que llevaron a los cristianos a la idolatría y al adulterio. En la lección 3, la iglesia en Efeso, odiaba las acciones de los nicolaítas. La iglesia en Pérgamo aceptó sus doctrinas.]
4. Promesa para los vencedores: "Al que venciere, daré a comer del ______________ escondido, y le daré una piedrecita ____________, y en la piedrecita escrito un ________________ nuevo"(17).

[Para alimentar a los israelitas en el desierto, en la época del Antiguo Testamento, Dios envió maná (una comida parecida a una oblea) del cielo. Jesucristo se comparó a sí mismo con ese pan milagroso. "Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás" (Juan 6:35b).

    En la antigüedad se usaba una piedrecita blanca para dar su voto de aprobación o para declarar "no culpable" al acusado. Recibir una piedrecita blanca y un nombre nuevo por Cristo significa haber sido aceptado y aprobado por Dios. "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte"(Romanos 8:1,2).]

Pérgamo: La Iglesia Carnal
    La palabra "Pérgamo" significa "casado." La iglesia de Pérgamo estaba muy ligada al mundo. A la ciudad se le llamaba "el trono de Satanás" porque ella era como la capital de los cultos paganos Babilónicos. Jesucristo le dijo a esta iglesia que se arrepintiera, o El vendría pronto y pelearía contra ella con la espada de su boca, la Palabra de Dios. Solo la Palabra de Dios puede combatir las doctrinas falsas. "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra" (2 Timoteo 3:16, 17). Pablo alabó a la iglesia de Berea porque los hermanos escudriñaban "cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así" (Hechos 17:11b). ¿Usted escudriña las Escrituras diariamente para no ser engañado por falsas doctrinas?


LECCION 6. LA CARTA DE JESUCRISTO PARA LA IGLESIA DE TIATIRA
Apocalipsis 2:18-29

18Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de
fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: 19Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. 20Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. 21Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 23Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. 24Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; 25pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,27y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 28y le daré la estrella de la mañana. 29El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes de la Biblia.
1. Descripción de Cristo: "El Hijo de ____________, el que tiene ____________ como llama de fuego, y ____________ semejantes al bronce bruñido, dice esto" (versículo 18).
[Los ojos examinadores del Salvador disciernen lo malo. Sus pies pisotean la maldad, haciendo juicio.]
2. Encomio: "Yo conozco tus obras, y ____________, y _____, y _______________, y tu ______________, y que tus obras postreras son más que las ______________" (19).
3. Reprensión: "Que toleras que esa mujer _______________, que se dice ______________, enseñe y seduzca a mis siervos a ___________________ y a comer cosas sacrificadas a los______________" (20).
[La idolatría e inmoralidad normalmente van juntas. Ambas muestran infidelidad a Dios.]
4. Promesa para los vencedores: "Al que venciere y __________  mis obras hasta el fin, yo le daré ________________ sobre las ____________" (26). "Y le daré la ____________ de la mañana (28).

[Los santos reinarán en el reino de Cristo. "Si sufrimos, también reinaremos con él; si le negáremos, él también nos negará" (2 Timoteo 2:12a). En Apocalipsis 22:16 Jesucristo se describe a sí mismo como "la estrella resplandeciente de la mañana." "Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones" (2 Pedro 1:19).]

Tiatira: La Iglesia de la Profetisa Falsa
    Tiatira fue la tierra natal del primer convertido por el apóstol Pablo en Europa. "Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía" (Hechos 16:14). Tiatira era famosa por su industria realizada por las mujeres del teñido de telas. La iglesia de allí parecía tolerar a una profetisa falsa a la cual Jesucristo se refirió como Jezabel. Esta mujer conducía a la iglesia a aceptar una doctrina falsa y a realizar obras malas tal como la malvada reina Jezabel, esposa de el rey Acab, había guiado a Israel a desviarse de Dios para adorar a Baal y para perseguir a los siervos de Dios (1 Reyes 16:29-33 y 1 Reyes 18:13).

    Las enseñanzas de Jezabel se describen como "las profundidades de Satanás," Jesucristo le había dado a la profetisa tiempo para arrepentirse, pero ella no había respondido. Ahora debía ser juzgada. A los fieles que no siguieron sus enseñanzas se les pide resistir hasta la venida de Jesucristo.

    "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad" (2 Timoteo 3:1-7). Jesucristo dice que se le dará a cada uno de acuerdo a sus obras. Para esta iglesia eso significó sufrir la gran tribulación y la muerte de sus hijos. Debemos tomar las advertencias de la Palabra de Dios muy seriamente.

Jesús Conoce a los Suyos
    "Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen" (Juan 10:14). "Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él" (1 Corintios 8:3). "Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo" (2 Timoteo 2:19).


LECCION 7. LA CARTA DE JESUCRISTO A LA IGLESIA DE SARDIS

Apocalipsis 3:1-6
1Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete
estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. 2Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 4Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. 5El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. 6El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes de la Biblia.
1. Descripción de Cristo: "El que tiene los ____________ espíritus de Dios, y las ____________ estrellas, dice esto" (versículo 1).
[Isaías habló de los siete espíritus de Dios que estarían en Jesucristo. "Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová" (Isaías 11:2).]
2. Encomio: "Pero tienes unas pocas ____________ en Sardis que no han ____________ sus vestiduras" (4).
[Solo pocas personas de esta iglesia vivían santamente.]
3. Reprensión: "Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que ____________, y estás
____________" (1). "No he hallado tus obras ____________ delante de Dios" (2).
[La iglesia en Sardis tenía la reputación de estar viva, pero a la vista de Dios estaba muerta.
Jesucristo nos llama a que seamos perfectos ser–maduros en actitudes semejantes a las de Cristo porque el Espíritu de Dios vive en nosotros. "Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna" (Santiago 1:4).]
4. Promesa para los vencedores: "El que venciere será vestido de vestiduras ____________; y no____________ su nombre del____________ de la____________, y ______________ su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles" (5).
[El "lino fino" de las vestiduras blancas representa las acciones justas de los santos (Apocalipsis 19:8)—"la justicia que es de Dios por la fe" (Filipenses 3:9b). "Aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios" (Lucas 12:8b).]

Sardis: La Iglesia Muerta
    Se enseñaba que la deidad patrona de Sardis tenía poder para restaurar la vida a los muertos. ¡Qué triste que la iglesia de esta ciudad estaba muerta! La vida solo viene a través de Jesucristo.

    Se desafía a la iglesia de Sardis a recordar lo que había recibido y escuchado; a retenerlo firmemente y arrepentirse. "Mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús" (2 Timoteo 3:13-15). Necesitamos estudiar las Escrituras diariamente y memorizarlas. "En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti" (Salmo 119:11). "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche" (Salmo 1:2). La Palabra de Dios nos puede guardar del pecado. "Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad" (Juan 17:17).

    La palabra "Sardis" significa "remanente." Gracias a Dios, aún allá había pocos que a los ojos de Dios no estaban contaminados. "Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de Jehová" (Salmo 119:1). ¿Qué contamina a una persona? "Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lasciva, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre" (Marcos 7:21-23). "Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados" (Hebreos 12:14, 15).

Cristo Vendrá Repentinamente
    Jesucristo pide que nos mantegamos vigilantes, pendientes para cuando El regrese. Para quienes no estén pendientes, El vendrá como ladrón en la noche–de manera inesperada. Pero los cristianos no serán tomados por sorpresa. "Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;...y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día;...Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios" (1 Tesalonicenses 5: 2, 3b-6).


LECCION 8. LA CARTA DE JESUCRISTO A LA

Apocalipsis 3:7-13
7Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la
llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 10Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 11He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. 13El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes de la Biblia.
1. Descripción de Cristo: "Esto dice el ____________, el ____________, el que tiene la
____________ de David, el que ____________ y ninguno ____________, y _____________ y ninguno ________________" (versículo 7).
[Jesucristo fue santo. "Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él" (1 Juan 3:5). Jesucristo era verdadero. "Y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna" (1 Juan 5:20b). El tesorero de la casa de David llevaba consigo la llave de David. "Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá" (Isaías 22:22). Jesucristo, el hijo de David, tiene autoridad de Rey.]
2. Encomio: "Aunque tienes poca ____________, has guardado mi ____________, y no has ____________ mi nombre" (8). "Has guardado la palabra de mi ____________" (10).
[Quienes guardan las palabras de Cristo tienen una relación especial con El. "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él" (Juan 14:23b). "Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 10:33).]
3. Reprensión: Ninguna
[Jesucristo no reprendió la debilidad de la iglesia.]
4. Promesa para los vencedores: "Al que venciere, yo le haré ____________ en el templo de mi Dios, y nunca más ____________ de _________; y escribiré sobre él el ____________ de mi Dios, y el nombre de la ____________ de mi Dios...y mi ____________ nuevo" (12).
[Había dos columnas especiales en el templo del Antiguo Testamento. "Estas columnas erigió en el pórtico del templo; y cuando hubo alzado la columna del lado derecho, le puso por nombre Jaquín [literalmente, El establecerá], y alzando la columna del lado izquierdo, llamó su nombre Boaz [literalmente, en ella hay fuerza]" (1 Reyes 7:21). Al cristiano fiel, con estabilidad y fuerza, recibirá un lugar de servicio y honor. Dios sella al creyente con su Espíritu como una marca de Su propiedad. "El cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones" (2 Corintios 1:22).]

Filadelfia: La Iglesia de la Puerta Abierta
    "Filadelfia" significa "amor fraternal." Jesucristo tuvo un amor especial para las personas de esta iglesia fiel (versículo 9). La iglesia en Filadelfia tuvo abiertas las puertas de la oportunidad para testificar de Cristo y para el trabajo misionero. Pablo, estando en la cárcel, una vez pidió oración para que se abriera una puerta de oportunidad, sabiendo que Dios la puede abrir.

    "Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso" (Colosenses 4:3).

    Las puertas de oportunidad y servicio fiel pueden traer oposición. "Porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios" (1 Corintios 16:9). Satanás no se mantendrá desocupado mientras el trabajo de Dios prospera. "La sinagoga de Satanás" incluye personas sinceras, extraviadas y religiosas usadas por Satanás para obstruir el trabajo de Dios. Mas Jesucristo dice que a estos cristianos fieles les dará a conocer cuánto son amados. "Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía" (Salmo 37:6).

    Dios siempre sostiene a sus hijos amados durante las pruebas. El preservará a los creyentes del juicio de ira, que vendrá sobre los incrédulos, así como preservó a Noé y a Lot antes de que cayera el juicio. "Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día de juicio" (2 Pedro 2:9).

Lo que Dios Puede Hacer en las Debilidades
    Cuando usted esté débil, podrá ver a Dios como su fuerza. "En nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos" (2 Crónicas 20:12b). Jesús quiere que confiemos en El, porque El sabe que sin El no podemos hacer  nada (Juan 15:5). "No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios" (2 Corintios 3:5). "Lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte" (1 Corintios 1:27b). "Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. ...Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte" (2 Corintios 12:9, 10b). ¡Esta iglesia "débil" era la más fuerte y la más amada! "Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán" (Isaías 40: 31).

    Aunque tengamos muy poca fuerza, sabemos que Dios no nos dará más pruebas de las que podamos resistir. "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar" (1 Corintios 10:13). El nos da TODO lo que necesitamos para estar fuertes espiritualmente. "Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó" (2 Pedro 1:3a).

    Solamente las personas débiles saben que dependen completamente de Dios para tener fuerzas. Los cristianos saben, por fe que "...sacaron fuerzas de debilidad" (Hebreos 11:34a). Dios mismo es la fuerza de su pueblo. "Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre" (Salmo 73:26).


LECCION 9. LA CARTA DE JESUCRISTO A LA IGLESIA EN LAODICEA

14Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18Por tanto, yo te aconsejo que de mí, compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con  colirio, para que veas. 19Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Algo para Hacer
A. Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes de la Biblia.
1. Descripción de Cristo: "He aquí el ____________, el testigo __________ y ______________, el principio de la ____________ de Dios, dice esto" (versículo 14).
["Amén" se refiere a algo que es "cierto" y "digno de confianza." Siendo Jesucristo "el Amén", establece todas las promesas de Dios. "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios" (2 Corintios 1:20). Jesucristo es el origen y fuente de toda creación. "El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas....Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten" (Colosenses 1:15-17a). Jesucristo es también la cabeza de la nueva creación (los creyentes). "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es" (2 Corintios 5:17a).]
2. Encomio: Ninguno.
3. Reprensión: "Yo conozco tus obras, que ni eres ______________ ni ______________" (15). "Por cuanto eres ____________, te ______________ de mi boca" (16). "Porque tú dices: Yo soy____________, y me he _________________, y de ____________ cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, ____________, ____________ y ____________"(17).
[Estas personas se consideraban a sí mismas justas y autosuficientes comparadas con los
creyentes en Esmirna, que vivían en la pobreza pero eran ricos espiritualmente.]
4. Promesa para los vencedores: "Al que venciere, le daré que se ____________ conmigo en mi ____________, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono" (21).
["Por cuanto en mí has puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre" (Salmo 91:14). "Si sufrimos, también reinaremos con él" (2 Timoteo 2:12a). "No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino" (Lucas 12:32).]
B. Escribe y memoriza: Apocalipsis 3:20.

Laodicea: La Iglesia Tibia
    "Laodicea" significa "los derechos de la gente" o "la gente que gobierna." Implica a una iglesia extremadamente democrática que deja de seguir la autoridad de los líderes espirituales o de la Palabra de Dios.

    Laodicea se encontraba en un valle cerca de Hierápolis y Colosia. El apóstol Pablo habló de Epafras como un hombre con un gran celo por las iglesias en estas ciudades (Colosenses 4:12, 13). Hierápolis se jactaba de sus aguas termales conocidas por sus cualidades medicinales. Colosia era conocida por su agua fría y pura. Pero Laodicea recibía agua por un acueducto. Para cuando el agua llegaba a Laodicea, estaba tibia y producía naúseas. Jesucristo describe a la iglesia en Laodicea como tibia. Las obras de la iglesia en Laodicea enfermaban a Jesucristo tanto como el agua tibia de la ciudad. Aunque esta iglesia se alababa a sí misma grandemente, Jesucristo no tuvo palabras de encomio para ella.

Los Peligros de la Riqueza
    Aparentemente, la iglesia quedó atrapada en el espíritu de la riqueza material de Laodicea e ignoró su desesperada necesidad espiritual.

    La Escritura nos da advertencias muy serias sobre los peligros de la riqueza. "Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe" (1 Timoteo 6:8-10a).

    Si tienes riquezas en este mundo, recuerda que es Dios quien da poder para hacer las riquezas (Deuteronomio 8:18). No pongas tu corazón en ellas. Deja que Dios te guíe a ayudar a personas necesitadas y a construir el Reino de Dios. Al hacerlo encontrarás gozo y bendiciones. "Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón" (Mateo 6:21).

Cómo Salir de la Pobreza Espiritual
    La iglesia en Laodicea estaba pobre, ciega, y desnuda espiritualmente. Pero Jesucristo aconsejó esto al respecto:
1. Que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico. (Ver la sección de abajo que explica cada uno de estos puntos.)
2. Comprar vestiduras blancas, para vestirse y no descubrir la vergüenza de tu desnudez.
3. Unge tus ojos con colirio, para que veas. ¡Qué apropiadas son estas palabras coloridas para una iglesia ubicada en una ciudad famosa por sus bancos financieros, por su producción de ropa, y medicina para los ojos!

    Por medio del profeta Isaías, Dios invitó a Israel a que "comprara" comida y bebida espiritual, pero no con dinero. Cuando venimos a Dios y le escuchamos diligentemente, tenemos abundancia espiritual. "A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura" (Isaías 55:1a, 2b).

(1) "Oro" Refinado en el Fuego
    A los ojos de Dios, ¿Qué es más precioso que el oro? "Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto" (1 Pedro 1:7, 8a). Las pruebas turbulentas de la vida prueban qué tan genuina es nuestra fe y nos enriquecen espiritualmente. Esto nos causa gozo y a Cristo le da honra.

(2) "Vestiduras Blancas" para Cubrir Nuestra Vergüenza
    ¿Qué clase de vestiduras espirituales necesitamos? "Me vestía de justicia, y ella me cubría" (Job 29:14a). Jesucristo nos da salvación y los mantos de su justicia.

    Cuando Satanás acusó a Josué, el sumo sacerdote del Antiguo Testamento, Dios reprendió a Satanás y llamó a Josué un "tizón arrebatado del incendio." "Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala" (Zacarías 3:3, 4). Dios nos quita nuestras vestiduras viles del pecado y nos da mantos ricos y hermosos de su justicia. ¡Qué maravilloso regalo de su gracia! No podemos pensar que nuestra propia justicia sea una ropa eficaz. Cristo es el único que puede satisfacer en nosotros la justicia que Dios demanda. "Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo" (Tito 3:5).

    ¿Cómo podemos recibir su justicia? "...Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación" (Romanos 10:9,10). Recibimos la justicia de Cristo cuando creemos en El, y lo recibimos en nuestro corazón. El murió por nosotros y resucitó a una vida nueva, para que nosotros también seamos muertos al pecado y vivos para la justicia (Romanos 6:10, 11).

(3) "Colirio" que Nos Hace Ver con Claridad
    Cuando Jesucristo estuvo en la tierra, restauró la vista a los ciegos. Jesús también vino para restaurar la vista espiritual de los ciegos espiritualmente. "Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios" (2 Corintios 4:3, 4). Siendo pecadores, caminamos en la obscuridad. "Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas" (1 Juan 2:11a). Pero cuando Cristo viene a nuestro corazón, la obscuridad se transforma en luz, y entonces podemos ver claramente. "Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8:12b).

Jesucristo Corrige a Quienes Ama
    ¿Alguna vez te ha castigado o reprendido Cristo? Lo hace porque te ama. "No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere" (Proverbios 3:11, 12). "Mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo" (1 Corintios 11:32). Nuestro Padre celestial nos disciplina con amor "para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad" (Hebreos 12:10b). ¡Gracias a Dios por su corrección tierna y su castigo amoroso!

Escucha lo que el Espíritu Dice
    Jesucristo dejó una promesa a sus discípulos cuando estuvo en la tierra: "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho" (Juan 14:26). Jesús prometió que sus seguidores conocerían al Espíritu Santo, porque el Espíritu no solamente iba a vivir con ellos, sino también en ellos (Juan 14:17). Cuando el Espíritu Santo vive en ti, El te hace sentir culpable del pecado y te consuela en las pruebas. "Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él" (Romanos 8:9b).

    Quizás, tú seas como las personas de Laodicea, y esta lección te hace sentir que espiritualmente estás pobre, ciego y desnudo. Y te das cuenta que el Espíritu Santo de Dios NO vive en ti. Pero tú anhelas una riqueza espiritual de fe, una vista espiritual y las vestiduras de justicia de Cristo. Tú anhelas ser una nueva criatura, con Cristo viviendo en ti. ¿Es este el deseo de tu corazón? Entonces, esta carta de Jesucristo tiene buenas noticias para ti. Jesús dice, "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo" (Apocalipsis 3:20). El está junto a la puerta de tu corazón, tocando. El quiere tener compañía y amistad contigo. ¿Abrirías la puerta de tu corazón ahora mismo? Solo pídele que entre. La siguiente oración te puede ayudar si lo necesitas. ¡Qué gozo y paz tendrás!

Señor Jesucristo,
    Gracias por haber muerto en la cruz para llevar mis pecados. Confieso que soy un pecador. Perdona las cosas malas que he hecho. Limpia mi corazón y dame oh Señor, de tu justicia. Te recibo, Jesucristo, en mi corazón como mi Salvador y Señor.
En tu nombre. Amén.


LECCION 10. JUAN ES TRANSPORTADO AL TRONO DE DIOS
Apocalipsis 4:1-11

1Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.
2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. 5Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. 6Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono,  y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7El primer ser viviente era  semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y  el cuarto era semejante a un águila volando. 8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y  alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo  es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.
9Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está
sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10los veinticuatro ancianos se
postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

El Trono de Dios
    "Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos" (Salmo 103:19). ¡Qué gran consuelo! ¡Qué maravilloso es ver un arcoiris alrededor del trono! Después de enviar a la tierra el diluvio de juicio sobre la gente mala de la época de Noé, Dios puso un arcoiris en la nubes, como una señal de misericordia. "Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne" (Génesis 9:14, 15). ¡Dios lo recuerda! Aún en medio de su ira Dios se acuerda de la misericordia (Habacuc 3:2).

    Los 24 ancianos se sientan sobre tronos, los representantes de los redimidos con sus vestidos blancos y sus coronas (las recompensas)—son hechos reyes y sacerdotes para reinar sobre la tierra (Apocalipsis 5:9, 10).

    Los cuatro seres vivientes que declaran la santidad de Dios de día y de noche fueron vistos también por el profeta Ezequiel. El los identificó como querubines—seres angelicales (Ezequiel 10:20).

    Esta escena es similar a la del templo del Antiguo Testamento (el cual era apenas como una copia del verdadero templo celestial). Las siete lámparas delante del trono de Dios corresponden al candelabro de siete brazos. El mar de cristal corresponde al lavacro (tinaja para lavarse). El trono corresponde al arca del testimonio donde estaba la presencia de Dios. Los 24 ancianos corresponden a los 24 sacerdotes que se turnaban para servir en el templo. Hasta los seres vivientes corresponden a los querubines que estaban sobre el propiciatorio.

    Estos adoradores celestiales ponen sus coronas delante de Dios, quien es digno de toda alabanza porque El es el Creador de todas las cosas. Dios es digno de nuestro servicio. "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional" (Romanos 12:1).


LECCION 11. EL LIBRO SELLADO

1Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. 2Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? 3Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.
4Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. 5Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.
6Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. 7Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.
8Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se
postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
11Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, 12que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.
13Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.
14Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

¿Quién es Digno de Abrir el Libro?
    El libro estaba enrollado y sellado firmemente con siete sellos. De acuerdo a la ley romana, todos los documentos legales pertenecientes a la vida y la muerte eran sellados siete veces.

    ¿Por qué es tan importante este pergamino? Muchos eruditos de la Biblia creen que es el título de propiedad de la tierra. Desde que Adán pecó, toda la creación estuvo bajo sujeción al pecado, Satanás y la muerte. Nadie de la raza de Adán podía pedir su herencia. No se encontraba a ningún hombre digno de abrir los sellos. Juan lloró. ¿Quién podría quitar la maldición puesta a este mundo? Todo llanto acaba cuando el justo rey de este universo, el Señor Jesucristo, aparece para abrir los sellos y tomar posesión de la herencia ¡Gracias a Dios!

    En el sistema hebreo sobre la propiedad de la tierra, solo un pariente cercano podía redimir (comprar de nuevo) la tierra perdida por el dueño original. La historia de Rut se basa en esta ley. Jesucristo—nuestro "Pariente Redentor"—con su propia sangre nos redimió para Dios. El Hijo de Dios fue constituído "heredero de todo..." (Hebreos 1:2b). ¡El fue el único que pudo liberar la creación!

Jesús, el León de la Tribu de Judá
    Jesucristo era de la tribu de Judá, descrita como león y asociada con la línea de la realeza.
"Cachorro de león, Judá... No será quitado el cetro de Judá" (Génesis 49:9a, 10a). Como león de Judá, Jesucristo ha prevalecido (vencido) y reina.

    Antes que Jesús naciera, la virgen María (de la familia de David) recibió un mensaje del ángel
Gabriel: "Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y...su reino no tendrá fin" (Lucas 1:31-33).

Jesús, el Cordero Inmolado
    Cuando Juan buscó al León, un Cordero estaba parado ahí como si hubiera sido inmolado. ¡El León era el Cordero! La palabra "inmolado," como se usa aquí específicamente significa "como la matanza de un animal para el sacrificio." El Cordero había muerto por los pecados del mundo. Juan el Bautista presentó a Jesús en el Río Jordán diciendo: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29b).

    La muerte y resurrección de Jesucristo prueban que él es digno de reinar sobre toda la creación, de abrir el libro y juzgar al mundo. Los profetas habían profetizado los sufrimiento y glorias que vendrían de Cristo (1 Pedro 1:11). Jesús tenía que ser las dos cosas el Cordero sufriente y el León reinante. "Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca" (Isaías 53:7). Ahora el Cordero triunfante es todopoderoso (sus siete cuernos son símbolo de poder y autoridad) y omnisciente (sus siete ojos representan sabiduría perfecta).

    Como seguidores de Jesucristo, nosotros también podemos esperar sufrimiento antes de tener gloria. "Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría" (1 Pedro 4:12, 13).

Toda la Creación Alaba a Dios
    El tema del canto es "¡Digno es el Cordero!" En el mundo el Cordero fue despreciado y
rechazado. Pero, ahora, recibe su alabanza merecida. "Porque aunque fue crucificado en debilidad, vive por el poder de Dios" (2 Corintios 13:4a). Como Cordero fue obediente hasta la muerte de cruz. "Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre" (Filipenses 2:9-11). Algún día, toda la creación se inclinará delante de El. ¡Ojalá nos inclinemos a El haciéndolo Señor de nuestras vidas, desde ahora!

    Cuando Jesucristo reina en nuestros corazones, tenemos nuevo gozo y alabanza de gratitud para nuestro Señor y Redentor. "Cantad a Jehová cántico nuevo; cantad a Jehová, toda la tierra" (Salmo 96:1). "Cantad a Jehová cántico nuevo, porque ha hecho maravillas" (Salmo 98:1a). ¿Tú cantas alabanzas al Señor? "Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mi enemigos" (2 Samuel 22:4).


LECCION 12. EL CORDERO ABRE LOS PRIMEROS SEIS SELLOS

Apocalipsis 6:1-17
1Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.
3Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.
5Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.
7Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.
9Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. 10Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 11Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.
12Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; 13y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. 14Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. 15Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; 17porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos con las palabras correspondientes de la Biblia.
1. El primer sello fue abierto y Juan vio un caballo de color ____________ (versículo 2). El que lo montaba tenía un ____________, y le fue dada una ____________, y salió venciendo, y para vencer.
2. El segundo sello fue abierto y Juan vio un caballo, ____________ (4). Y le fue dado poder de quitar de la tierra la _________.  Y se le dio una gran ____________.
3.El tercer sello fue abierto y Juan vio un caballo _____________ (5). El que lo montaba tenía una ____________ en la mano.
4. El cuarto sello reveló un caballo ____________ (8). El que lo montaba tenía por nombre ____________, y el ____________ le seguía. Le fue dada potestad para matar con__________, con__________, con________________, y con las ____________ de la tierra (8).
5.El quinto sello fue abierto y Juan vio bajo el ________ las ____________ de los que habían sido muertos (9). ¿Por qué razones habían sido muertos?
(a)___________________________________________
(b)___________________________________________
6. El sexto sello señaló la venida del gran día de la ira del Cordero. ¿Qué siete cosas pasaron?
(a) Hubo un gran _________________ (versículo 12).
(b) El sol se puso ____________ como tela de cilicio (12).
(c) La luna se volvió toda como ____________ (12).
(d) Las estrellas del cielo ____________ sobre la tierra (13).
(e) El cielo se _________________ como un pergamino que se enrolla (14).
(f) Todo ____________ y toda ____________ se removió de su lugar (14).
(g) Todos los hombres del mundo, pequeños y grandes, se  _________________ y decían a los montes y a las peñas: "____________ sobre nosotros, y ____________ del ____________ de aquel que está sentado sobre el _____________, y de la _________ del Cordero" (15 y 16).

El Primer Sello: Jinete del Caballo Blanco
    Algunos interpretan esto como un cuadro de Cristo y Su Iglesia propagando el evangelio en todo el mundo en un gran avance misionero. Claramente, en Apocalipsis 14:14, se ve a Cristo con una corona puesta mientras siega la cosecha. Regresa a la Tierra en el juicio final con sus santos, cabalgando sobre un caballo blanco (Apocalipsis 19:11) y avanza vencedor y conquistando las fortalezas de Satanás. "Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella" (Mateo 16:18b). "...En todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó" (Romanos 8:37).

    Otras personas interpretan a este jinete como un Cristo falso, como el espíritu del Anticristo, que conquista al mundo por medios diplomáticos y pacíficos (porque tiene un arco pero no flechas), trayendo paz falsa. "Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina" (1 Tesalonicenses 5:3a).

    Jesús nos advirtió de esta época: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" (Mateo 24:4b, 5). "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos" (Mateo 24:24).

El Segundo Sello: El Jinete del Caballo Bermejo
    Un periodo de guerras y amenazas de guerra quita la paz del mundo. "No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos" (Isaías 57:21). "Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin" (Mateo 24:6).

El Tercer Sello: El Jinete del Caballo Negro
    La guerra normalmente produce hambre. Este jinete tiene una balanza, simbolizando control económico. La comida es tan poca que se necesita el salario de un día para poder pagar un kilo de trigo. Mas el aceite y el vino, producto para los ricos, siguen intactos.

    Jesús profetizó esto: "Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes" (Mateo 24:7a). Ya muchos han muerto de hambre por todo el mundo a causa de las guerras civiles.

El Cuarto Sello: El Jinete del Caballo Amarillo
    La Muerte (se adueña de los cuerpos en la muerte física) y el Hades (se adueña de las almas en la muerte espiritual) tiene poder para matar una cuarta parte del mundo con: (1) espada (guerra y violencia); (2) hambre (y pobreza); (3) muerte (pestilencia, enfermedades incurables, y desastres naturales); y (4) bestias de la tierra.

    Quizás la naturaleza empezará a dominar a causa del caos en el mundo o puede referirse a una guerra usando bacterias o animales transmisoras de enfermedades. Las ratas han causado más muertes que todas las guerras en la historia. En el siglo XIV, las pulgas de las ratas mataron un tercio de la población europea con plagas bubónicas.

    Jesús advirtió de esto: "Y habrá...hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores" (Mateo 24:7b, 8).

El Quinto Sello: Los Santos Martirizados
    Escuchamos un clamor de los santos martirizados como preguntando hasta cuándo juzgará Dios al mundo. Será pronto después que el martirio termine. Jesús pronosticó esto, también:
"Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañaran a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:9-14). Un día, cuando el evangelio sea predicado por todo el mundo, los cristianos morirán por su fe en cantidades innumerables.

    Los cristianos deben estar listos porque vendrán la tribulación y la muerte. En el siglo XX, más cristianos fueron asesinados por su fe en Cristo, que en todos los siglos pasados. Algunos de ustedes que están leyendo este estudio, quizás se estén enfrentando a la persecución y posiblemente a la muerte. Jesucristo promete estar contigo para siempre. Y nos dice las actitudes que debemos tener hacia los que nos persiguen: "Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen" (Mateo 5:44). De todas maneras, Cristo vendrá a juzgar a esos enemigos y a contestar las oraciones que piden libertad. "Engrandécete, oh Juez de la tierra; da el pago a los soberbios ¿...Hasta cuándo, oh Jehová, se gozarán los impíos? ...A tu pueblo, oh Jehová, quebrantan, y a tu heredad afligen" (Salmo 94:2-5).

Promesas para Quienes son Perseguidos
    Los discípulos de Jesús tuvieron una actitud maravillosa hacia la persecución. "Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre" (Hechos 5:41).

    "Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis" (1 Pedro 3:14). "Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros" (1 Pedro 4:14a).

    Estas palabras de Jesús son para ti: "Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros" (Mateo 5:10-12).

El Sexto Sello: Ha Llegado la Ira del Cordero
    Cuando el sexto sello se abre, ocurren trastornos espantosos en la tierra y en los cielos. Jesús habló de esto, tiempo atrás: "E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro" (Mateo 24:29-31). "Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová" (Joel 2: 30, 31).

    Aparentemente la gente del mundo sabe que el día de la ira ha llegado. ¡Quieren esconderse del rostro de Aquel que se sienta en el trono y de la ira del Cordero! La primera venida de Jesucristo tuvo que haber sido proclamada "el año de la buena voluntad de Jehová," pero ahora vemos que "el día de venganza del Dios nuestro"  ha llegado (Isaías 61:2). ¿Acaso ellos pudieron ver la "señal del Hijo del Hombre" en las nubes, causando a las tribus del mundo a lamentarse porque le habían rechazado? ¿Será este el tiempo en que Israel vaya a reconocer a su Mesías? "Y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito" (Zacarías 12:10b).

    La Escritura describe a este tiempo terrible cuando la ira de Dios es echada en la tierra como "El Día de Jehová." "¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores" (Malaquías 3:2).

    Podemos evitar la ira de Dios si nos arrepentimos de nuestros pecados y si creemos en
Jesucristo, ahora. "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" (Juan 3:36). Sólo la sangre del Cordero sin mancha nos puede proteger de la ira del Cordero.

¿Qué Sobre el Rapto de la Iglesia?
    ¡Gracias a Dios que los hijos verdaderos de Dios—los redimidos—están a salvo de la ira! "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira" (Romanos 5:8, 9). Dios ha diseñado un plan maravilloso para los creyentes. ¡Ellos serán "arrebatados" para encontrarse con Cristo en el aire! A este "arrebatamiento en las nubes" se le llama el "Rapto" (de la traducción del latin).

    ¿Cuándo pasará esto? Algunos creen que sucede en este tiempo, un poco antes de que la ira de Dios se derrame sobre el mundo. Algunos piensan que pasa más temprano; algunos piensan que será después y que los cristianos serán protegidos especialmente durante este tiempo. Esta pregunta no debería dividir a los cristianos que creen en la Biblia. Podemos estar de acuerdo en algo: ¡Que de cierto pasará!

    Dios nos ha dado detalles maravillosos acerca del Rapto (o "arrebatamiento") de la Iglesia. "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" (1 Tesalonicenses 4:16, 17).

    Mientras esperamos ser arrebatados para encontrarnos con nuestro Señor en las nubes, animémonos mutuamente en amor y fe, alabando a Dios de que estamos a salvo de Su ira. ¡Propaguemos las buenas nuevas de Su salvación a lo largo y ancho del mundo!


LECCION 13. SE SELLA A LOS 144,000 SIERVOS DE DIOS

Apocalipsis 7:1-8
1Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. 2Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 3diciendo: No hagáis daño a la tierra ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. 4Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. 5De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. 6De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manasés, doce mil sellados. 7De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. 8De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados.

El Remanente de Israel Sellado
    Doce mil personas de cada una de las doce tribus judías son selladas para mostrar que son propiedad de Dios y recibir su protección. Ellos están en la tierra, posiblemente para ser testigos poderosos de Dios.

    Hoy, los verdaderos creyentes son sellados por el Espíritu Santo. "Y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria" (Efesios 1:13b, 14).


LECCION 14. UNA GRAN MULTITUD ESTA DELANTE DEL TRONO

Apocalipsis 7:9-17
9Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas
naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del
Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10y clamaban a gran voz,
diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. 11Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, 12diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.

13Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. 15Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. 16Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; 17porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

Algo para Hacer
    Conforme llenas los espacios en blanco, piensa en la verdad que hay en Romanos 8:18: "Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse."
1. Esta multitud que nadie podía contar, era de todas ____________ y ____________ y pueblos y ____________ (9).
[Algunas personas de cada nación e idioma recibirán salvación.]
2. Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han ____________ sus ropas, y las han emblanquecido en la ____________ del Cordero (14). [Eran justos delante de Dios.]
3. El que está sentado sobre el trono ____________ su tabernáculo sobre ellos (15).
["Y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo" (Levítico 26:12).]
4. Ya no tendrán _______________ ni __________ (16).
["No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas" (Isaías 49:10).]
5.El __________ no caerá más sobre ellos, ni ___________ alguno (16).
["Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche" (Salmo 121:5b, 6).]
6.El Cordero que está en medio del trono los ____________, y los guiará a ______________ de aguas de vida (17). ["Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará" (Salmo 23:1, 2).]
7.Dios enjugará toda __________ de los ojos de ellos (17). ["Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho" (Isaías 25:8).]


ECCION 15. EL CORDERO ABRE EL SEPTIMO SELLO
Apocalipsis 8:1-5

1Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 2Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. 3Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. 4Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. 5Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.

El Séptimo Sello: El Silencio Antes del Juicio
    Cuando el Cordero abre el séptimo sello, hay un gran silencio en el cielo. Se puede sentir el sobrecogimiento que se avecina de las siete trompetas del juicio que vendrá. "Calle toda carne delante de Jehová; porque él se ha levantado de su santa morada" (Zacarías 2:13). Todo el rollo completo es abierto ahora. El fuego lanzado a la Tierra nos habla de la ira de Dios que se derramará. "Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado" (Isaías 63:4).

Dios Contesta las Oraciones de su Pueblo
    En la época del Antiguo Testamento, Dios le ordenó a Moisés que hiciera un altar de incienso para el tabernáculo, que simbolizaba las oraciones del pueblo de Dios que ascendían a El. Una vez al año, en el año de la expiación, se le permitía entrar al sumo sacerdote en el interior del santuario para encontrarse con Dios, donde estaba el propiciatorio. Cuando Jesús murió en la cruz por nuestros pecados, abrió el Camino a Dios. "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos" (1 Timoteo 2:5, 6a). Ahora todos tenemos comunicación directa con Dios a través de Cristo, nuestro sumo sacerdote. "Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro" (Hebreos 4:16).

    Jesús nos invita a que oremos. "Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo" (Juan 14:13). "Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho" (Juan 15:7).


LECCION 16. CUATRO ANGELES TOCAN LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS

Apocalipsis 8:6-13
6Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas.
7El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde.
8El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. 9Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida.
10El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una
antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. 11Y el
nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas.
12El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.
13Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles!

Las Trompetas del Juicio

    Siete ángeles se preparan para tocar las siete trompetas del jucio, una por una. Dios ha dado opciones a la gente. "Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia" (Deuteronomio 30:19b). Los habitantes de la tierra rechazaron a Jesucristo, quien dijo, "Yo soy...la vida" (Juan 14:6b). "Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo,...y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos" (Hechos 3:14, 15a). Los que están en la tierra, ahora, reciben los resultados de su selección. ¿Escogerá usted la vida mientras tiene oportunidad? "Escogeos hoy a quién sirváis ...; pero yo y mi casa serviremos a Jehová" (Josué 24:15b).

Las Primeras Cuatro Trompetas
    Estos juicios nos recuerdan de las plagas que Dios envió a la tierra de Egipto cuando El liberó a los israelitas de la esclavitud. Años después, se le prometió a la nación de Israel, que había de beber agua amarga porque había adorado a los ídolos y seguido las imaginaciones de su corazón. "He aquí que a este pueblo yo les daré a comer ajenjo, y les daré a beber aguas de hiel" (Jeremías 9:15b).

    Durante la época de la cautividad de Israel, el profeta Ezequiel vio una visión de un río de agua que fluiría al mar y recibiría sanidad, en el futuro reino de Dios (Ezequiel 47:8).

El Anuncio de los Tres Ayes
    Un angel da un mensaje de que la próximas tres trompetas del juicio serán peor. Este mensaje se les da a los "habitantes de la tierra." La palabra "habitante" indica "residir, habitar, permanentemente." Estas personas se habían asentado en la tierra como su hogar permanente, rechazando a Cristo. El pueblo de Dios, por el otro lado, se considera extranjero y peregrino sobre la tierra (Hebreos 11:13). "Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya" (Filipenses 3:20, 21a).

    ¿Esta su ciudadanía en el cielo? "Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma" (1 Pedro 2:11). "Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Colosenses 3:2).


LECCION 17. LA QUINTA TROMPETA SUENA
(El Primer Ay)
Apocalipsis 9:1-12

1El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. 2Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. 3Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. 4Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. 5Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. 6Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos.
7El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; 8tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; 9tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; 10tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. 11Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.
12El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto.

Fuerzas Demoniacas del Abismo sin Fondo
    Jesucristo libró, una vez, a un hombre que estaba poseído de varios demonios. Estos demonios le rogaron que no fueran echados al abismo a donde pertenecían (Lucas 8:31). Más tarde Jesús explicó, quién era ese ser que había caído del cielo y ahora le era dada la llave del abismo sin fondo. "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará" (Lucas 10:18b, 19). Si eres un verdadero creyente, Jesucristo te ha dado autoridad (en Su nombre) sobre los demonios. Ellos no te pueden hacer daño.

    Cuando las fuerzas demoniacas son desatadas en el mundo como un juicio en un mundo incrédulo, no habrá ninguna protección del horrible tormento que traerán (excepto para quienes tengan el sello de Dios en sus frentes). La gente preferirá la muerte, pero nadie podrá morir.

    El líder de esta terrible horda se llama Abadón (Destrucción) o Apolión (Destructor). Nunca olvides que la verdadera meta de Satanás es destruirte. Jesús vino a dar vida. "El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Juan 10:10). "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe" (1 Pedro 5:8, 9a). Tú solo no puedes contra Satanás y sus demonios, pero recuerda, "Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4).

    Recuerda, si eres eres un hijo de Dios, ninguno de estos juicios vendrán sobre ti. "Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira" (Romanos 5:9). ¡Gloria a Dios!


LECCION 18. LA SEXTA TROMPETA SUENA
(El Segundo Ay)
Apocalipsis 9:13-21

13El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 14diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. 15Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. 16Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. 17Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. 18Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. 19Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban. 
20
Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oir, ni andar; 21y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

"No Se Arrepintieron"
    El Río Eufrates fluía por el jardín del Edén, donde el pecado entró al mundo (Génesis 2:10, 14). Ahora se suelta un ejército mortal de 200,000,000 para matar a una tercera parte de la población humana por medio de plagas causadas por la guerra. Quienes no fueron matados no se arrepintieron de sus pecados. "Lejos está de los impíos la salvación, porque no buscan tus estatutos" (Salmo 119:155).

    El Dios vivo y verdadero rechaza totalmente la adoración a los ídolos. A los ojos de Dios las cosas sacrificadas a los ídolos son sacrificadas realmente a los demonios (1 Corintios 10:20). "Lo provocaron a ira con abominaciones. Sacrificaron a los demonios, y no a Dios" (Deuteronomio 32:16b, 17a).

    La palabra "hechicerías" en el idioma griego del Nuevo Testamento significa "relacionado con drogas." También es asociada con brujería. No es sorprendente que estos pecados se hayan esparcido más en nuestro tiempo. Esos son pecados del hombre no llenado con el Espíritu de Dios. "Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios" (Gálatas 5:19-21).

    ¡Qué contraste con el fruto producido por un hijo de Dios! "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley" (Gálatas 5:22, 23).

    ¡Es solo por la gracia de Dios que el hombre se puede arrepentir de sus pecados! "Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte" (2 Corintios 7:10). El verdadero dolor por los pecados guía al arrepentimiento, a una vida diferente y a la salvación eterna. El dolor que siente el mundo es solamente por haber sido encontrado en el pecado o por el sufrimiento resultante del pecado. Este dolor guía a la muerte eterna porque esta clase de dolor no produce una vida diferente.

    Si el Espíritu de Dios te convence de pecado, arrepiéntete ahora, mientras tu corazón está enternecido. "Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto" (Hebreos 3:7b, 8a). Viene un tiempo cuando el corazón del hombre se endurecerá y no se arrepentirá de sus pecados.


LECCION 19. LOS SIETE TRUENOS MISTERIOSOS
Apocalipsis 10:1-11

1Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su
cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego. 2Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; 3y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. 4Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.
5Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, 6y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, 7sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. 8La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Vé y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra.
9Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.
10Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. 11Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.

El Angel y el Librito
    Este ángel poderoso puede ser el "ángel de Jehová," Jesucristo, que en algunos momentos se apareció como un ángel en la época del Antiguo Testamento y ahora tiene un cuerpo glorificado. El está listo para pedir Su herencia. Dios le dijo una vez a Su Hijo, "Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra" (Salmo 2:8).

    El puso Su pie derecho en el mar y Su pie izquierdo en la tierra. Esta es la manera bíblica de posesionarse de un territorio. Dios le dijo a Josué, "Yo os he entregado...todo lugar que pisare la planta de vuestro pie" (Josué 1:3).

    El León de la tribu de Judá ruge como un león lo hace cuando está a punto de vencer a su presa. Siete truenos dejan oír sus voces. A Juan no se le permite escribir lo que escuchó. Este es el único mensaje del libro de Apocalipsis sellado a nuestro conocimiento. Pero, gracias a Dios, se nos revela lo suficiente en la Escritura para tener salvación y una vida victoriosa. "Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley" (Deuteronomio 29:29). "Da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido" (Daniel 2:21b, 22a).

    El séptimo ángel está a punto de sonar su séptima trompeta del juicio, y cuando lo hace, el misterio de Dios, como se le declara a los profetas, será terminado. Muchos se burlan, pensando que el Señor nunca regresará. Pero El le está dando una oportunidad al hombre de arrepentirse. "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9). Algún día, ya no habrá más tardanza, ya no habrá tiempo para arrepentirse. "He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación" (2 Corintios 6:2b). "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?" (Hebreos 2:3a).

    Parte del misterio de Dios es que los gentiles (paganos) serán invitados a ser coherederos con los judíos para heredar las promesas de Dios (Efesios 3:4-6). "A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria" (Colosenses 1:27). Este "misterio" ha sido abiertamente revelado a lo largo de la Palabra de Dios.

    ¿Por qué fue el librito dulce a la boca de Juan, pero amargo a su estómago? Quizás para indicar el gozo frecuente de recibir la Palabra de Dios, pero también lo amargo de entregarla. Quizás porque la Palabra de Dios revela la dulzura de la gracia de Dios mas también lo amargo de Su juicio.

    Juan necesitó comer el librito para hacerlo parte de su persona interior. Nosotros necesitamos hacer eso con la Palabra de Dios. "Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos" (Jeremías 15:16). La Palabra de Dios es nuestra comida. Jesús dijo, "Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4b). Digerir el librito preparó a Juan para los mensajes que debería entregar al mundo, Nosotros, también, necesitamos la Palabra de Dios para prepararnos a testificar a nuestro mundo hoy.

    El profeta Ezequiel tuvo una experiencia similar. "Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel" (Ezequiel 3:3).

    El profeta Jeremías debía entregar el mensaje de Dios a gente rebelde. "...Háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos" (Jeremías 1:17a). Debía dar el mensaje no importa si quisieran oírlo o no. Seamos, también, testigos fieles a nuestra generación, dando el mensaje de Dios, no importa cual reacción se obtenga.


LECCION 20. LOS DOS TESTIGOS MUEREN Y RESUCITAN

Apocalipsis 11:1-14
1Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. 2Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. 3Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.
4Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 5Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. 6Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. 7Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. 8Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. 9Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. 10Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra.
11Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 12Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. 13En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. 14El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto.

El Templo es Medido
    La ciudad de Jerusalén es invadida por los gentiles por 3 años y medio bajo el gobierno del Anticristo. A Juan se le ordena que mida el templo, el altar, y a quienes adoran. El medir es símbolo de posesión. Juan NO debe medir el atrio exterior, el atrio de los gentiles.

Dos Profetas Son Testigos de Dios
    Los dos testigos visten cilicio como señal de gran dolor sobre la condición espiritual de Israel. Se describen como los dos árboles de olivo y los dos candeleros parados delante de Dios. Esta misma descripción se usó para Zorobabel y Josué, el gobernador y sumo sacerdote que reconstruyeron el templo de Jerusalén después de setenta años de cautividad en Babilonia. En ese tiempo el ángel dijo, "Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos" (Zacarías 4:6b).

    ¿Quiénes son estos testigos? Algunos los identifican con Elías y Enoc—dos personas del Antiguo Testamento que nunca murieron porque Dios se los llevó directamente al cielo. Otros piensan que son Moisés y Elías porque:
1. Así como Moisés en el Antiguo Testamento, estos testigos tienen el poder de convertir el agua en sangre. Moisés se apareció con Jesús y Elías en el Monte de la Transfiguración (Mateo 17:1-3). También, el arcángel Miguel disputó con el diablo sobre el cuerpo de Moisés (Judas 9). ¿Será que Satanás quería evitar que Moisés fuera este testigo poderoso en el final de los tiempos?
2. Así como el profeta Elías, estos testigos tienen el poder de prevenir la lluvia por 3 años y medio y de hacer que fuego descienda del cielo para destruir a sus enemigos. El profeta
Malaquías predijo: "He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible" (Malaquías 4:5).

    Si los dos testigos son Moisés y Elías, simbolizarían el testimonio de la Ley (dada por medio de Moisés) y los Profetas (Elías fue un gran profeta). "Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él" (Romanos 3:21, 22a).

    Estos dos testigos son asesinados hasta después de haber acabado sus testimonios. Cuando el apóstol Pablo estaba a punto de ser martirizado dijo, "He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe" (2 Timoteo 4:7). Jesucristo también oró al Padre un poco antes de su muerte, "Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese" (Juan 17:4). Seamos, también, fieles acabando el trabajo que Dios nos da de ser testigos para El. "Soporta las aflicciones,...cumple tu ministerio" (2 Timoteo 4:5b).

    La bestia (Apocalipsis 13:1 y 17:8) hace guerra contra estos dos testigos y los mata. Sus
cadáveres están en las calles de Jerusalén, conocidas simbólicamente como Egipto (por su
mundanalidad) y Sodoma (por su inmoralidad). En su muerte, todo el mundo lo celebra. No quieren nada que les recuerde a Dios. Pero su regocijo no dura mucho.

    Aunque los sobrevivientes del terrible terremoto en Jerusalén glorifican a Dios cuando ven a los dos testigos resucitar y ascender al cielo, su cambio de corazón no es duradero.

    Jesús dijo una vez, "Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos" (Lucas 16:31b).


LECCION 21. LA SEPTIMA TROMPETA SUENA
(El Tercer Ay)

Apocalipsis 11:15-19
15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.16Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, 17diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.
19Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.

El Reino de Cristo es Anunciado
    Los reinos de este mundo han estado enojados y han conspirado contra Dios. Ahora es el tiempo para que la ira de Dios ponga fin a sus acciones.

    "¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas. El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira. Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte" (Salmo 2:1-6). ¡Jesucristo reinará para siempre! "Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite" (Isaías 9:7a).

    El tiempo para juzgar a los muertos inconversos ha llegado también. "Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (Hebreos 9:27). La lección 34 habla más sobre el juicio de los incrédulos.

    Pero gracias a Dios, los creyentes que mueren en Cristo no estarán en este juicio. "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida" (Juan 5:24). Aunque los creyentes serán responsables por sus acciones, Jesucristo recompensará a los santos y a todos los que temen Su nombre. "Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras" (Mateo 16:27). "Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre" (Malaquías 3:16, 17).


LECCION 22. EL GRAN DRAGON ES ARROJADO A LA TIERRA

Apocalipsis 12:1-17
1Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. 2Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.
3También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete
cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. 5Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. 6Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.
7Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; 8pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 9Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
10Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 12Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.
13Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente, al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 16Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. 17Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Algo para Hacer
A. Llena los espacios en blanco con las palabras de la Biblia.
1. En el cielo apareció una gran señal: una __________ vestida del ____________, con la
____________ debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de ____________ estrellas (versículo 1).
[Esta mujer es una figura de la nación de Israel con sus 12 tribus, de la cual nació Cristo. En la Biblia a Israel frecuentemente se le trata como una mujer o una esposa. Los hijos de Israel fueron vistos como estrellas en Génesis 37:9.]
2. Otra señal en el cielo fue un gran ____________ escarlata (3). Y se paró frente a la mujer para devorar a su ____________ tan pronto como ____________ (4).
[El dragón es Satanás—el diablo (versículo 12). Cuando Jesús nació, Satanás hizo un gran
esfuerzo para matarlo. Mas un ángel le dio instrucciones a los padres de Jesús, María y José, de huir a Egipto por un tiempo. El rey Herodes ordenó que todos los niños menores de dos años dentro y alrededor de la ciudad de Belén (donde Jesús nació) fueran matados (Mateo 2:16).]
3. La mujer dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de ______________ a todas las
___________. Su hijo fue arrebatado para Dios y para su ______________ (5).
[Este es Jesucristo. (Veáse Apocalipsis 19:15). "Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios" (Marcos 16:19).]
4. La mujer huyó al ____________, donde tiene lugar preparado por _______________, para que allí la sustenten por __________ días (6).
[Evidentemente, Israel (o el resto de los creyentes) serán protegidos de la gran ira de Satanás por 3 1/2 años. "Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro" (Zacarías 13:9a).]
5. Cuando en el cielo se libró una gran batalla, ___________ y sus ángeles luchaban contra el _________ y sus ángeles (7). El dragón fue arrojado a la ____________ con sus ángeles (9).
Miguel es un arcángel cuya misión especial parece ser luchar por la nación de Israel (Daniel
12:1). El odio contra Israel a través de la historia es el resultado del odio de Satanás contra todo a quien Dios ama.]
B. Memorice Apocalipsis 12:11.

Satanás se Opone al Pueblo de Dios y a Dios
    El "gran dragón escarlata" es otro nombre para Satanás — "al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás ..." (Apocalipsis 20:2b).

    Cuando Dios hizo al primer hombre, Adán, lo puso en el jardín del Edén para que lo cuidara. "Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás" (Génesis 2:16, 17). La serpiente, Satanás, engañó a Eva poniendo en duda las órdenes de Dios. Ella comió de la fruta prohibida, después Adán comió en desobediencia a Dios. Su pecado trajo muerte al mundo tal como Dios había dicho.

    Dios le dijo a la serpiente, "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar" (Génesis 3:15). En toda la historia, Satanás—el Destructor—ha tratado de destruir al pueblo de Dios y al Salvador prometido. Cuando Jesús murió en la cruz, Satanás hirió el talón de Cristo. Pero cuando Cristo resucitó de la muerte, el poder de Satanás fue aplastado. "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo" (1 Juan 3:8b).

El Acusador de los Hermanos
    A Satanás se le llama "el acusador de los hermanos." Lo vemos hacer esto en la historia del fiel Job. Un día Satanás se presentó delante de Dios en el cielo e insinuó que Job era justo solo porque Dios lo había bendecido mucho. Dios le dio permiso a Satanás quitarle estas bendiciones. Y Satanás hizo lo peor que podía hacer. Los diez hijos de Job fueron matados. Sus posesiones fueron destruídas o robadas. Su cuerpo fue cubierto con sarna maligna. Su esposa le aconsejó, "Maldice a Dios, y muérete" (Job 2:9b). "En todo esto no pecó Job con sus labios" (Job 2:10b). Más bien dijo, "He aquí, aunque él me matare, en él esperaré" (Job 13: 15a). Job no supo que estaba siendo un ejemplo de fidelidad a Dios. Pero él confió en Dios. Dios lo bendijo después con más hijos y más abundancia que la que tuvo antes.

    Recuerda: Dios trabaja para bien en toda circunstancia si tú permaneces fiel a El. "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos" (Romanos 8:28, 29). ¡Las pruebas de la vida pueden hacer que seas más como Cristo, y eso es bueno!

    También recuerda: Dios nunca te acusa. El te guía al arrepentimiento, quita el pecado de ti, y te defiende. Vemos esto en una visión que el profeta Zacarías tuvo de  Josué, el sumo sacerdote. "Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás;... ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?" (Zacarías 3:1, 2).

    El vestido andrajoso (que representaba las iniquidades) de Josué fue reemplazado por ropas limpias. Después que tus pecados son quitados, si andas en los caminos de Dios, Dios tiene un plan para ti así como lo tuvo para Josué. Tú tienes un lugar para servir a Dios. No dejes que "el acusador de los hermanos" o gente con buenas intenciones te haga sentir indigno por pecados del pasado. "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él" (2 Corintios 5:21). El te ha dado Su propia justicia.

    "¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros" (Romanos 8:31, 33, 34).

    Dios está a favor TUYO. El envió a Su Hijo para morir por TI. El no te condena. ¡Jesucristo está orando por ti ahora mismo! No dejes que NADIE te derrote trayéndote pecados pasados que han sido confesados y perdonados. "El hombre perverso cava en busca del mal" (Proverbios 16:27a).

    Mientras vives tu nueva vida en Cristo, recuerda que Dios no quiere que peques. Mas si lo haces, el Espíritu de Cristo te lo va a hacer notar. Humíllate y confiésale ese pecado. "Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo" (1 Juan 2:1b). "¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? ... Porque se deleita en misericordia" (Miqueas 7:18).

    Satanás va a tratar de acusarte. También algunas personas que sepan poco de la gracia de Dios te acusarán. Pero cuando confesamos nuestros pecados a Dios y les damos la espalda, Dios nos perdona ¡no porque seamos justos, sino porque la sangre de Jesucristo nos limpia de TODA maldad (1 Juan 1:7, 9)!

La Sangre del Cordero
    Apocalipsis 12:11 te dice cómo vivir en VICTORIA. A los ataques de Satanás los podemos resistir por la sangre de Jesucristo y por nuestro testimonio de fe en Su sangre, a la cual no renunciaremos aunque seamos amenazados de muerte.

    La sangre de Jesús es MUY IMPORTANTE. ¿Por qué para Dios es importante la sangre? "Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas" (Levítico 17:11a). Todos los sacrificios de los animales en el altar apuntaban hacia el día cuando Jesús mismo, el Cordero de Dios sin pecado, derramaría Su sangre divina para expiar y quitar los pecados. "Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención" (Hebreos (9:12).

    ¿Confías tú solo en la sangre de Jesús para la limpieza de tu pecado? Jesucristo nos ha libertado de la escalvitud del pecado y de la muerte. ¡Gracias a Dios! "El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados" (Colosenses 1:13, 14).

Guerra Contra los Santos
    Satanás está muy enojado, porque sabe que solo le queda poco tiempo antes del juicio eterno contra él. El te va a poner en tentacion con cualquier cosa para mantenerte fuera de la vida eterna. Pablo le dijo a Timoteo, "Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado" (1 Timoteo 6:11, 12a).

    Satanás atacará tus emociones y tratará de enredarte en discusiones y malentendidos con las personas. Mas no cometas errores. No debemos pelear contra otras personas. Nuestra lucha es una guerra espiritual contra Satanás. "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12).

    Por cuanto nuestra lucha es espiritual, no debemos utilizar los métodos del mundo para pelear contra la gente. Necesitamos armas espirituales. ¿Recuerdas la historia del joven David que peleó contra el gigante Goliat? El dijo, "Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos..." (1 Samuel 17:45b). "Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo" (2 Corintios 10:4, 5).

    Satanás va a tratar de derrotarnos en nuestra manera de pensar. Todo lo que viene a nuestra mente contrario a la Palabra de Dios, debe ser rechazado. Debemos llenar nuestra mente con la verdad de la Palabra de Dios, la cual es un arma poderosa.

La Armadura de Dios

    "Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu" (Efesios 6:13-18a).

    Solo si nos ponemos toda la armadura de Dios con oración podremos mantenernos de pie contra las artimañas del diablo. La verdad combatirá las mentiras y engaño de Satanás. El estar vestido de la justicia de Cristo y el estar bien con Dios destruirá toda culpabilidad que el enemigo nos quiera poner. Debemos estar preparados para compartir el evangelio de paz y vivir por fe, lo cual apagará todo temor y duda lanzados contra nosotros. El estar seguros de nuestra salvación, basados en la sangre de Jesús y en las promesas de Dios, fortalecerá nuestra fe. Y el conocer y usar la palabra de Dios nos ayudará a vencer toda clase de tentación.

    Cuando Cristo estuvo en la tierra el diablo lo tentó severamente. El diablo usó las Escrituras para tentarlo a pecar o para que saliera de los límites que Dios puso. El fue "tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado" (Hebreos 4:15b).

    Cada vez que fue tentado, Jesús contestó con las Escrituras. Le dijo a Satanás que se fuera y dijo, "Escrito está...," y después citó las Escrituras (Mateo 4:4, 7, 10).

    Por cuanto Jesús fue victorioso sobre la tentación, El también te puede ayudar a ser victorioso. "Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados" (Hebreos 2:18).


LECCION 23. UNA BESTIA SUBE DEL MAR

Apocalipsis 13:1-10
1Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. 2Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. 3Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, 4y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?
5También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar  cuarenta y dos meses. 6Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre,  de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo. 7Y se le permitió hacer guerra contra los santos,  y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. 8Y la adoraron  todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero  que fue inmolado desde el principio del mundo.
9Si alguno tiene oído, oiga. 10Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.

La Venida del Anticristo
    En los ultimos días, Satanás usará dos personalidades perversas en sus ataques contra Dios: el Anticristo (representado como una bestia que sube del mar); y el Profeta Falso (representado como una bestia que sube de la tierra; veáse Lección 24).

    El apóstol Juan describió al espíritu del anticristo, el cual ya está en la tierra: "Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo" (1 Juan 2:22b). "Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo" (1 Juan 4:3). No tienes que tenerle miedo a este espíritu de oposición contra Dios "porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4b).

    Vendrá un día cuando un hombre, llamado el hombre de pecado, el hijo de perdición, se convertirá en el dictador del mundo. Satanás le dará poder sobre todo el mundo. Parecerá como haber muerto y después hará como que resucita a la vida. Será muy arrogante, finalmente hasta llegará a proclamarse dios.

    Será más difícil ser un cristiano, así que caerán quienes dicen ser cristianos sin realmente tener la vida de Cristo en ellos. Los verdaderos creyentes vivirán por la fe en el poder de Dios. "Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos.... Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios" (2 Tesalonicenses 2:1-4). Puedes estudiar más acerca del Anticristo y su destrucción final en los capítulos 7, 8, y 11 del libro de Daniel.

    El Anticristo imitará la vida de Cristo de muchas maneras. Primero Israel lo verá como el mesías. Jesucristo así lo anticipó: "Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis" (Juan 5:43).

    Todos en el mundo adorarán la bestia excepto los verdaderos creyentes de los cuales sus nombres están escritos en el Libro de la Vida del Cordero. Los cristianos deben tener paciencia y fe. "No te impacientes a causa de los malignos. Porque como hierba serán pronto cortados" (Salmo 37:1a, 2a).


LECCION 24. UNA BESTIA SUBE DE LA TIERRA
Apocalipsis 13:11-18

11Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un
cordero, pero hablaba como dragón. 12Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en
presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. 15Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. 16Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. 18Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

El Falso Profeta
    La bestia que sube de la tierra es símbolo de un ser que hace que la gente adore al Anticristo.

    Cuando Dios envió profetas a Su pueblo, El los ratificó por medio de los milagros. Ahora Satanás les da poder a sus profetas falsos para hacer grandes señales. La habilidad para hacer grandes señales o maravillas no siempre son prueba de que esa persona sea de Dios. Jesús dijo, "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" (Mateo 7:22, 23).

    Jesucristo nos advirtió de que Satanás y sus seguidores van a engañar a la gente. "Es mentiroso, y padre de mentira" (Juan 8:44b). "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes" (Mateo 24:23-25).

    Esta "bestia" tiene cuernos como un cordero, pero habla como dragón. Parece ser muy amable y pacífico pero su lenguaje revela que le sirve a Satanás. "Porque el mismo Satanás se disfraza, como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras" (2 Corintios 11:14b, 15).

    El falso profeta ordena que se haga una imagen de la Bestia (Anticristo). Esta puede ser la "abominación desoladora" a la que Jesús se refirió en Mateo 24:15 y de la que el profeta Daniel profetizó (Daniel 9:27). Esa imagen sería puesta en el lugar santo del templo y bajaría la ira de Dios.

    ¿Cómo es que la gente puede ser engañada? Jesús le dijo una vez a algunas personas religiosas que estaban equivocadas, "ignorando las Escrituras y el poder de Dios" (Mateo 22:29b). Es fácil ser engañado si no conocemos la verdad de la Palabra de Dios, la Biblia, y si no tenemos a Jesucristo, el Espíritu de la Verdad, que vive en nosotros.

    La gente será engañada por esa extendida adoración demoniaca. "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4:1). "Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia" (2 Tesalonicenses 2:11, 12).

La Impía Tinidad
    Muchos han entendido que este trío—el Dragón (Satanás), el Anticristo y el Profeta Falso—es una "trinidad" impía que imita la relación de Dios el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. A Jesucristo se le llamó el hijo de Dios. Al "Anticristo" se le llama "el hijo de perdición [destrucción]," que también significa "el hijo de Satanás." El Profeta Falso seduce a la gente en el error de adorar al Anticristo, así como el Espíritu Santo guía a los creyentes a la verdad y los motiva para adorar a Jesucristo. El Espíritu Santo sella a quienes le pertenecen a Dios, mientras el Profeta Falso marca a quienes adoran a Satanás.

La Marca de la Bestia
    La marca de la bestia, la cual todos los incrédulos llevarán para poder comprar y vender, identifica a quienes adoran al Anticristo. Cualquier cosa que sea esta marca, se dice que la llevarán en la mano derecha o en la frente. NUNCA tomes esa marca, aunque signifique tu muerte a causa del hambre. (En el cielo no tendrás hambre otra vez.) Esta marca es una marca de propiedad. Tú no puedes elegir ser propiedad de Satanás y también pertenecer a Dios. Tú debes elegir a quién servirás. Jesús dijo, "Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas" (Lucas 16:13).

El Número de la Bestia: 666
    Ha habido mucha especulación sobre el significado de este número. En las Escrituras el número 6 es el número del hombre, el cual se queda corto respecto al 7, que es el número perfecto y divino. El número 6 fue usado en las religiones secretas y misteriosas del oriente. Posiblemente el número del Anticristo, 666 (tres seises), representa al último extremo al cual el hombre llega en maldad contra Cristo. El siete es el número de perfección divina, y Satanás no lo puede alcanzar.


LECCION 25. LOS 144,000 APRENDEN UN CANTICO NUEVO
Apocalipsis 14:1-5

1Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento
cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su  Padre escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.

Los Redimidos Siguen al Cordero
    Si este grupo de 144,000 es el mismo que vimos en Apocalipsis 7, entonces son creyentes judíos que sirven a Dios en los últimos días. Ellos tienen la marca del Padre celestial en sus frentes, no la marca de la bestia. Ellos están totalmente dedicados a servir a Jesucristo. Podemos aprender muchas lecciones de estos creyentes:
1. No fueron contaminados con mujeres. Eran vírgenes. Las Escrituras dicen, "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla" (Hebreos 13:4a). Sin embargo, hay una bendición para quienes por causa del evangelio reciben el llamado de Dios a ser solteros (Mateo 19:12). Pablo hizo esto. "Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo" (1 Corintios 7:8). Estos seguidores de Cristo también eran vírgenes espiritualmente, manteniéndose puros al no servir a ídolos y especialmente al no adorar la imagen de la bestia. Ellos le fueron fieles a Jesucristo.

2. Siguen al Cordero por dondequiera que va. Jesús dijo, "Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor" (Juan 12:26a).
3. No tuvieron mentira en su boca. "El justo aborrece la palabra de mentira" (Proverbios 13:5a).
4. No tienen mancha delante del trono de Dios. ¿Cómo es posible esto? Nuestro Salvador, Dios es "poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría" (Judas versículo 24b).

Hay un Canto Alegre en el Cielo
    "En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre" (Salmo 16:11b). Nuestra gratitud profunda a Dios se puede expresar en un cántico nuevo. "Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová" (Salmo 40:3). ¡Por qué no tomar tiempo ahora mismo para alabar al Señor con un corazón agradecido!


LECCION 26. TRES ANGELES TRAEN SERIOS MENSAJES

Apocalipsis 14:6-13
6Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, 7diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12Aquí está la paciencia  de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.
13Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.

El Ministerio de los Angeles
    La Biblia está llena de ejemplos de ángeles que son usados para ayudar al pueblo de Dios o para traer la muerte a los enemigos de Dios. "¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?" (Hebreos 1:14).

    Aquí está el último llamado para adorar a Dios el Creador en vez de a la bestia, la cual es solo una criatura. El tercer ángel lleva una advertencia severa. Todos los que adoren a la bestia y que acepten su marca sufrirán tormentos para siempre. El saber esto les ayudará a los santos a soportar la persecución pacientemente. "Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria" (2 Corintios 4:17).

Para el Cristiano, la Muerte Es una Bendición
    ¡Para el cristiano, la muerte es ser introducido a la felicidad eterna! El creyente ya ha pasado de muerte a vida y de hecho no verá la muerte (Juan 5:24; 11:26). Dios está con nosotros en toda experiencia. "Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo" (Salmo 23:4a). Pablo dijo, "Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia" (Filipenses 1:21). "De delante de la aflicción es quitado el justo" (Isaías 57:1b). El estar ausente del cuerpo es estar presente con el Señor (2 Corintios 5:8).


LECCION 27. LA TIERRA PRODUCE DOS COSECHAS

Apocalipsis 14:14-20
14Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. 15Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. 16Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.
17Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda.
18Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. 19Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. 20Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.

Levantando una Cosecha de Semillas
    El Señor Jesucristo viene con una hoz para levantar a los verdaderos creyentes de la tierra. Cuando estuvo en la tierra, Jesucristo se describió a sí mismo como un sembrador de semilla, que es la Palabra de Dios. La semilla fue sembrada en cuatro tipos de terreno (Mateo 13:3-9; 18-23):
1. Junto al camino. Cuando una persona oye la Palabra pero no la entiende, el malvado la quita y se la lleva, como las aves que vienen y devoran las semillas tiradas en el suelo duro.
2. Sobre lugares pedregosos. Cuando una persona oye la Palabra con gozo pero no tiene un sistema de raíces, tropieza cuando viene la persecución a causa de la Palabra. El es como la semilla que cae en tierra poco profunda. Cuando sale el sol, se marchita.
3. Entre las espinas. Cuando una persona oye la Palabra, mas permite que las preocupaciones de este mundo y los engaños de las riquezas se interpongan con la Palabra, no dará fruto.
4. En buena tierra. Cuando una persona oye la Palabra y la entiende, la vida de Cristo en él produce fruto, dando hasta 100 veces más de la semilla que fue sembrada.

    Jesús dijo, "Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará" (Juan 12:24b, 25). La muerte de mi yo pecador permite que la nueva vida en Cristo nazca y produzca una cosecha rica y justa en mí.

    En otra parábola, Jesús habló de dos clases de cosecha: trigo y cizaña (yerba). Un enemigo sembró cizaña entre el trigo. Jesús dijo, "Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero" (Mateo 13:30).

Levantando una Cosecha de Uvas
    ¡Qué diferente es esta cosecha! Las uvas exprimidas en un lagar es el retrato de la ira de Dios para con el malvado cuando la maldad del hombre está madura para el juicio. La ira de Dios no cae sino hasta cuando la iniquidad del hombre está totalmente madura. "Y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte" (Santiago 1:15b). En este caso la sangre salpica a los frenos de los caballos. Este río de sangre se extenderá por 300 kilómetros y culmina en la batalla de Armagedón. (Ver la Lección 32.)


LECCION 28. CANTOS DE VICTORIA

Apocalipsis 15:1-8
1Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios.
2Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la
victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. 3Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. 4¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.
5Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio; 6y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. 7Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. 8Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles.

Canciones de Liberación
    El pueblo de Israel cantó "El Canto de Moisés" por primera vez después de haber sido libertado de Egipto a través de la sangre del cordero pascual y del poder de Dios. "Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré" (Exodo 15:2a). Ahora el pueblo de Dios ha vencido por medio de "la sangre del Cordero" (Apocalipsis 12:11) y la gente canta el canto de Moisés y del Cordero.


LECCION 29. SIETE ANGELES VACIAN SIETE COPAS DE LA IRA DE DIOS
Apocalipsis 16:1-21

1Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios.
2Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen.
3El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar.
4El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se
convirtieron en sangre. 5Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. 6Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.
7También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos.
8El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. 9Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.
10El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, 11y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras.
12El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. 13Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; 14pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.
15He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.
16Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.
17El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. 18Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. 19Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. 20Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. 21Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.

Siete Copas de la Ira de Dios
    Las siete copas de los juicios son semejantes a los juicios de las siete trompetas, pero son más intensas y severas. En cada caso el primer juicio es sobre la tierra, el segundo sobre el mar y el tercero sobre los ríos, el cuarto sobre los cielos y el quinto sobre la humanidad; el sexto juicio es sobre el Río Eufrates y contra el ejército reunido, y el séptimo muestra a las naciones reunidas en ira contra Dios.

El Juicio de Dios es Justo
    "Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, ... en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder" (2 Tesalonicenses 1:6-9).

    Dios no sería justo si no castigara al malvado. El ángel de las aguas vio que era justo que quienes derramaron la sangre de los santos y profetas deberían beber sangre (Apocalipsis 16:6). El juicio se ajusta bien al pecado. Leemos a través de toda la Biblia que Dios frecuentemente hizo esto. Cuando el Faraón hizo que los bebés recién nacidos fueran ahogados, Dios mató a los primogénitos de los egipcios e hizo que su ejército se ahogara en el Mar Rojo. Cuando Hamán construyó la horca para colgar a Mardoqueo, más bien Hamán fue el colgado. "El que cava foso caerá en él; y al que revuelve la piedra, sobre él le volverá" (Proverbios 26:27).

    Dios contesta las oraciones de los mártires que piden justicia. "Jehová es el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia" (Salmo 103:6). Estos juicios son una probadita del infierno. El sol abrasador quema a los hombres que tienen llagas tormentosas. Soportan su tormento en la oscuridad.

Reunidos en el Armagedón
    En lugar de arrepentirse, las naciones se reunen para hacer una guerra contra Dios. Son reunidos por espíritus demoniacos en un lugar llamado Armagedón ("Monte Megido"). La palabra "Megido" viene de un verbo que significa "destazar, cortar." El Monte Megido está frente al Valle de Jezreel (Esdraelón)—el mayor campo de batalla del Antiguo Testamento. Esta planicie enorme en el norte de Palestina es apropiado para la mayor batalla en la historia de este mundo.

    La séptima y última copa de juicio trae desastres naturales terribles: Granizo que cada uno pesa aproximadamente 50 kilos cada uno y un gran terremoto que arrasa a las ciudades de las naciones y hace que las islas y las montañas desaparezcan. Los cristianos nunca necesitan temer la ira de Dios. "Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo" (1 Tesalonicenses 5:9).

Por qué la Gente no se Arrepiente
    Vez tras vez Apocalipsis dice que la gente de la tierra blasfemó contra Dios y no se arrepintió. ¿Por qué?
1. La gente tiene corazones malvados. "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?" (Jeremías 17:9).
2. La gente ama sus pecados. "Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas" (Juan 3:19).
3. La gente se niega a escuchar a Dios. "Y pusieron su corazón como diamante, para no oir la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos" (Zacarías 7:12).
4. La gente no le da la gloria a Dios. "Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido" (Romanos 1:21).
5. La gente no acepta la corrección. "...Los azotaste, y no les dolió;...no quisieron recibir corrección" (Jeremías 5:3a). "El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina" (Proverbios 29:1).

La Advertencia de Dios para los que no se Arrepienten

    La sabiduría dice: "Por cuanto llamé, y no quisisteis oir, extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, sino que desechasteis todo consejo mío y mi reprensión no quisisteis, también yo me reiré en vuestra calamidad, y me burlaré cuando os viniere lo que teméis....Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán de mañana, y no me hallarán. Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová, ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía, comerán del fruto de su camino, y serán hastiados de sus propios consejos" (Proverbios 1:24-31).

Jesucristo Recibe a Todos los que Vienen a El
    Cuando consideramos que el corazón del hombre es tan malo y terco, vemos lo maravilloso del Espíritu Santo ¡al convencernos tiernamente de nuestro pecado! Si lo escuchamos y nos arrepentimos de nuestros pecados y venimos a El, El nos recibirá con los brazos abiertos de amor. ¡Qué gracia maravillosa! Nunca resistas el llamamiento del Espíritu Santo. No pongas a un lado el arrepentimiento. ¿Quién sabe si tu corazón será más suave mañana? Resistir la verdad endurece al corazón. "He aquí ahora el día de salvacíon" (2 Corintios 6:2b). Si sientes el llamado del Espíritu Santo, ven. Recuerda: Jesús te recibirá cuando vengas a él. "Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera" (Juan 6:37).


LECCION 30. LA BABILONIA RELIGIOSA ES DESTRUIDA
Apocalipsis 17:1-18

1Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; 2con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se hanembriagado con el vino de su fornicación.
3Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; 5y en su frente un nombre escrito, un misterio: Babilonia La Grande, La Madre De Las Rameras Y De Las Abominaciones De La Tierra. 6Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.
7Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. 8La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.
9Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, 10y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. 11La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.
12Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. 13Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. 14Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
15Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos,
muchedumbres, naciones y lenguas. 16Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos
aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; 17porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. 18Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

El Origen de Babilonia—La Religión Falsa
    Dios está preparando a una Novia para Su Hijo, Jesucristo: la Iglesia verdadera. Pero hay también una iglesia falsa que se describe como una ramera o prostituta. Era la costumbre que las prostitutas pusieran su nombre escrito con joyas preciosas en sus frentes.

    La Babilonia religiosa empezó en la Torre de Babel (Génesis 11:1-9). Un biznieto de Noé, Nimrod, empezó su reino allí (Génesis 10:8-10). Fue la primera rebelión organizada contra Dios. De acuerdo a la tradición y a la historia secular, Nimrod se casó con una mujer malvada llamada Semerimo. Ella dijo que su hijo, Tamuz, era el Salvador que Dios había prometido. Este sistema religioso demoniaco, basado en la adoración de una madre con su hijo, se esparció por todo el mundo. Se les conoció con diferentes nombres: Asterot y Tamuz (Fenicia); Afrodita y Eros (Grecia); Venus y Cupido (Roma).

    Esta religión o culto de una madre con su hijo enseñó que Semerimo misma era el camino hacia Dios. Ella se llamaba a sí misma "Reina del Cielo." Su hijo, Tamuz, fue matado, un día que salió a cazar, por un jabalí salvaje y que resucitó de los muertos 40 días después. Más tarde las vírgenes del templo de esa religión ayunarían por cuarenta días para celebrar la muerte y resurreccion de Tamuz. Después de este ayuno, se llevó a cabo una fiesta alegre llamada Ishtar.  Se intercambiaron y comieron huevos pintados. Se hornearon y comieron pastelillos marcados  con la letra "T" para recordarle Tamuz a la gente.

    Dios llamó a Abraham sacándolo de la adoración de falsos dioses y lo guió a la tierra prometida. Dios quería establecer una nación fiel a El. Mas eventualmente, a través de la influencia de la malvada Jezabel, esposa de Acab, rey de Israel (1 Reyes 16:29-33), la nación de Israel regresó a la adoración demoniaca—la adoración a Baal.

    Años más tarde Dios le dio al profeta Ezequiel una visión sobre algunas de las abominaciones que se llevaban a cabo en el tempo de Jerusalén. "Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz" (Ezequiel 8:14). Dios reprobó a través del profeta Jeremías a Israel por haber participado en esta religión falsa: "Las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo...para provocarme a ira" (Jeremías 7:18b). Incluso habían prometido "ofrecer incienso a la reina del cielo y derramarle libaciones..." (Jeremías 44:25b).

    Los creyentes verdaderos deben estar alerta sobre las creencias corruptas que no son de la Palabra de Dios. Pablo le describió a Timoteo cómo serían las cosas: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino... apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas" (2 Timoteo 4:3a, 4).

    La iglesia ramera del fin de los tiempos probablemente incluya a toda religión del mundo. De acuerdo a Apocalipsis 17 la iglesia falsa exalta al Anticristo. Al principio, esta falsa religión florece, pero el Anticristo y diez reyes vendrán contra esta iglesia apóstata y la destruirán.


LECCION 31. HAY LAMENTO POR LA BABILONIA COMERCIAL

Apocalipsis 18:1-24
1Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. 2Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. 3Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.
4Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; 5porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. 6Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. 7Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto; 8por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.
9Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, 10parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
11Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; 12mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto  de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; 13y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres. 14Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. 15Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, 16y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! 17Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; 18y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad?
19Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!
20Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella.
21Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada. 22Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de trompeteros no se oirá más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti. 23Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones. 24Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.

La Tierra Se Lamenta por Babilonia
    Se hace lamento por el lado comercial de "MISTERIO, BABILONIA" porque todo el mundo se ha enriquecido por ella. Pero mientras la tierra se lamenta, el cielo se regocija. La sangre de los mártires es vengada. "Escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor" (Romanos 12:19b).

Los Cristianos Deben Apartarse del Mundo
    Los cristianos no deben tomar parte de los caminos de un mundo pecaminoso. Si lo hacen, sufrirán cuando venga el juicio contra éste.

     ¿Cuáles son algunas actitudes del sistema mundial de Babilonia que debemos evitar? Babilonia se alababa a sí misma, vivía en lujos, era autosuficiente, sin Dios, se enriqueció por medio de actividades pecaminosas y explotaba a la gente.

    "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas" (2 Corintios 6:17b, 18a).

    "Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor" (Efesios 5:3-10). "Ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro" (1 Timoteo 5:22b).


LECCION 32. EL SEÑOR DIOS REINA
Apocalipsis 19:1-21

1Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; 2porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. 3Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. 4Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! 5Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.
6Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!
7Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
8Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.
9Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. 10Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.
11Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 12Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
13Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo De Dios. 14Y los
ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
15De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey De Reyes Y Señor De Señores.
17Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, 18para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. 19Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. 20Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. 21Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

El Cielo Alaba a Dios
    ¿Has notado cuánta alabanza hay en el cielo para Dios? "Aleluya" es una palabra hebrea que significa "¡Gloria a Jehová!" (¡Gloria al Señor!) ¡Tendrán más de "celestial" nuestras vidas si alabamos más a Dios! "Señor, abre mis labios, y publicará mi boca tu alabanza" (Salmo 51:15).

Algo para Hacer
Llena los espacios en blanco para descubrir por qué había tanto gozo en el cielo:
1. "______________ y honra y __________ y ____________ son del Señor Dios nuestro" (versículo 1).
2. "Sus juicios son ________________ y ______________" (2).
3. "Pues ha _______________ a la gran______________ que ha corrompido a la tierra con su fornicación" (2).
4. "Y ha __________ la sangre de sus ___________ de la mano de ella" (2).
5. "¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso ______________!" (6).
6. "Han llegado las _________________ del Cordero" (7).
7. "Su esposa se ha ___________________" (7).

El Banquete de Bodas del Cordero
    ¡Qué ocasión tan gozosa es una boda! El Cordero es Jesucristo. Todos los creyentes verdaderos son Su novia Pablo dice: "Os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo" (2 Corintios 11:2b).

    ¡La novia está lista! ¿Cómo podemos asegurarnos nosotros, como la novia de Cristo, de que estamos listos? Vemos que la novia se viste de lino fino lo cual es las acciones justas de los santos. Sabemos que nuestra justicia no es un vestido suficiente. Por la muerte de Cristo en la cruz, El nos limpia y nos da su justicia. "Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha" (Efesios 5:25b-27).

    El vestido que lleva la novia es el don de la salvación. ¿Has recibido la salvación de Cristo? Jesucristo nos ilustró cómo cada uno de nosotros necesita recibir el vestido de bodas de la justicia de Cristo. No podemos vestirnos con nuestro propio vestido. "...Todas nuestras justicias [son] como trapo de inmundicia" (Isaías 64:6a). Jesucristo dijo: "El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo. Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes" (Mateo 22:2, 11-13).

    Después de ser salvos, las acciones justas que hacemos son por el poder de Su Espíritu que vive en nosotros. No es posible en nuestra propia carne hacer cosas justas. "Y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe" (Filipenses 3:9).

    Algunas veces el Señor Jesucristo necesita disciplinarnos y podarnos para que seamos más como él. "Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados" (Hebreos 12:11).

Cristo Viene para Hacer Guerra
    Las Escrituras se refieren al Señor como "hombre de guerra." "Jehová saldrá como gigante, y como hombre de guerra despertará celo; gritará, voceará, se esforzará sobre sus enemigos" (Isaías 42:13).

    ¡Qué cuadro tan sobrecogedor vemos aquí! ¡El Cristo glorioso y poderoso sobre un caballo blanco conduce a los ejércitos del cielo para hacer guerra! "Alégrense los cielos, y gócese la tierra; Delante de Jehová que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad" (Salmo 96:11a, 13).

    El Cristo glorioso viene con sus santos. "He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías...y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él" (Judas versículos 14b, 15).

    Mientras las naciones se juntan contra Dios en el Armagedón, Cristo destruirá a sus enemigos instantáneamente. "Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén" (Zacarías 12:9). "Sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío" (Isaías 11:4). "¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar? Los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas" (Isaías 63:2, 3b).

La Gran Cena De Dios
    Los cadáveres de todos los que rechazaron nacer de nuevo por el Espíritu de Dios y ser
transformados, son comidos por las aves (Apocalipsis 19:17, 18, 21b). En la carne nadie puede agradar a Dios.

El Anticristo y el Falso Profeta son Capturados
    La Bestia (Anticristo) y el Falso Profeta son arrojados vivos al lago de fuego. Más tarde Satanás, también será arrojado a este lago de fuego (Apocalipsis 20:10). Después de juzgar a los muertos, también la muerte y el Hades (infierno) serán arrojados en este lago de fuego (Apocalipsis 20:14).

    Cualquier persona cuyo nombre no se encuentre escrito en el Libro de la Vida (quienes no recibieron la vida espiritual porque no se arrepintieron de sus pecados y no recibieron a
Jesucristo en su corazón) serán arrojados en el lago de fuego (Apocalipsis 20:15).

    ¡No tardes en recibir el don de Dios de la salvación! ¡Si ahora eres hijo de Dios por haber recibido a Jesucristo, gózate! "Regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos" (Lucas 10:20b).


LECCION 33. LOS SANTOS REINAN CON CRISTO

1Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.
2Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; 3y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.
4Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. 5Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. 6Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
7Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, 8y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. 9Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. 10Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

La Primera Resurrección
    Jesucristo habló de dos resurrecciones: "No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán aresurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación" (Juan 5: 28, 29). Daniel el profeta también escribió de dos resurrecciones: "Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua" (Daniel 12:2).

    La primera resurrección incluye el levantamiento de todos los creyentes "Porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados" (1 Corintios 15:52b).

El Reinado de Cristo con los Santos
    Los redimidos reinarán con Cristo. Al reinado de 1,000 años de Cristo descrito en Apocalipsis 20, con frecuencia se le llama "milenio," de la palabra latina "mille," que significa "mil."

    Los cristianos interpretan de maneras diferentes este pasaje. A quienes piensan que no hay literalmente un reinado de 1,000 años se les llama amilenialistas ("a" significa "no"). Creen que Satanás fue atado por la victoria de Cristo en la cruz, y que estos 1,000 años son simbólicos del reinado espiritual de los santos con Cristo ahora.

    Otros creen que la predicación del evangelio resulta en un milenio espiritual de Cristo, después de que Cristo venga para la derrota final de Satanás. A estos cristianos se les llama posmilenialistas ("pos" significa "después").

    A los cristianos que toman como literal a este pasaje creen que cuando Cristo regrese, El—junto con los santos resucitados—reinará sobre la tierra, por 1,000 años mientras Satanás estará encadenado. Entonces Satanás será soltado para engañar a las naciones en una rebelión final, la cual Cristo aplastará rápidamente. Después de ésto los muertos que quedaron (quienes murieron en sus pecados) resucitarán y serán juzgados. (Los que creen que Cristo viene antes del milenio se les llama premilenialistas ("pre" significa "antes").

    Es muy importante no meterse en discusiones sobre la interpretación de la profecía. Todo cristiano puede aprender de otros cristianos diferentes aspectos de la verdad en un espíritu de humildad y respeto. Lo importante es estar listo para el regreso de Cristo y advertir a otros sobre la necesidad de estar listos. Todos los cristianos que creen en la Biblia están de acuerdo en que Cristo regresará y que reinará sobre un nuevo cielo y una nueva tierra. ¡Gloria a Dios!

La Condenación de Satanás es Segura
    Satanás empezó su existencia en el cielo como un ser magnífico. Su orgullo causó su caída.
"¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono,...Seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo" (Isaías 14:12-15).

    "Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu" (Proverbios 16:18). El orgullo conduce a la rebeldía. Tanto el orgullo como la rebeldía están asociados con Satanás. "Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación" (1 Samuel 15:23a).

    Dios juzgará a los orgullosos tal como juzgará a Satanás. "Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa" (Malaquías 4:1a). ¡Es mucho mejor humillarse a sí mismo para obedecer al Señor y recibir su gracia! "Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará" (Santiago 4:6b,10).


LECCION 34. SE ABRE LOS LIBROS Y SE JUZGA A LOS MUERTOS MALVADOS
Apocalipsis 20:11-15

11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
12Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

La Segunda Resurrección
    Quienes toman parte de la primera resurrección son benditos, pero el resto de los muertos son incrédulos que tendrán su parte en el lago de fuego. ¡Qué terrible fin! Ellos son juzgados por el Libro de la Vida y por los libros donde sus acciones están registrados. Solo los redimidos tienen sus nombres escritos en el Libro del Cordero de la Vida. ¿Se ha escrito ya tu nombre en el Libro de la Vida? Esto ocurre cuando tú recibes la vida a través de Jesucristo. ¡Qué importante es tener perdonados tus pecados y hablarles a otros de las buenas nuevas del regalo gratuito de la vida eterna para todos los que se arrepienten de sus pecados y reciben ese regalo!

La Muerte Segunda
    Piensa en todo el dolor y pena en el mundo que viene como resultado de la muerte física. La muerte indica separación. La muerte física trae la separación del espíritu del cuerpo. Por otro lado, la muerte espiritual es cuando el espíritu o alma se separa de Dios. La segunda muerte es separarse de Dios para ir a un lugar de fuego y tormento por siempre y siempre.

    Solo los malvados cuyos pecados no fueron perdonados ni limpiados "tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda" (Apocalipsis 21:8b). "Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios" (Romanos 10:3).

    La muerte segunda no tiene poder sobre los creyentes que participan de la primera resurrección. "El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte" (Apocalipsis 2: 11b).

El Libro de la Vida
    El Libro de la Vida contiene los nombres de todas las personas que reciben la vida eterna por fe. La Biblia fue escrita "para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre" (Juan 20:31b). "Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida" (1 Juan 5:11b, 12). "Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:15).

    ¡Si has recibido la nueva vida a través de Cristo, alaba a Dios por tu gran salvación del lago de fuego! Si aun no has recibido esa vida nueva a través de Cristo, invítalo ahora a venir a tu corazón. (Ver la oración de la página 32.) Cuando él te dé nueva vida, también te dará el poder de su Espíritu Santo para vivir una vida piadosa, conforme le permitas que te controle.


LECCION 35. LA NUEVA JERUSALEN BAJA A UNA NUEVA TIERRA
Apocalipsis 21:1-27























1
Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
5Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.
6Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. 8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
9Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de
Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era
semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.
12Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las  puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; 13al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas.
14Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. 15El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro. 16La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. 17Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel. 18El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio; 19y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; 20el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista. 21Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.
22Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. 23La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. 24Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. 25Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. 26Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella. 27No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

Apocalipsis 22:1-5
1Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del
trono de Dios y del Cordero. 2En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río,
estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. 3Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

Un Nuevo Cielo y una Nueva Tierra
    Dios ha prometido crear nuevos cielos y una nueva tierra. "Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado" (Isaías 65:17, 18a).

    "Los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz" (2 Pedro 3:10b, 13, 14).

La Nueva Jerusalén
    Dios eligió a Jerusalén para que fuera la capital de su pueblo escogido, Israel—el pueblo a través del cual vendría el Salvador del mundo. El eligió poner su nombre allí por siempre (2 Crónicas 33:7b). Ahora, una vasta Jerusalén celestial desciende del cielo para ser capital de la nueva tierra, donde Dios mismo habitará entre su pueblo redimido. Esta ciudad mide de lo alto lo mismo que en su anchura (12,000 estadios es aproximadamente 2,160 kilómetros). Es de una belleza y gloria incomparable. Las calles de la ciudad son de un oro tan puro como si fuera cristal transparente.

Algo para Hacer
    Llena los espacios vacíos para descubrir las cosas que no habrá en el nuevo cielo y en la nueva tierra.
1. "Y el _____________ ya no existía más" (Apocalipsis 21:1).
2. "Enjugará Dios toda _______________ de los ojos de ellos; y ya no habrá ____________, ni habrá más __________, ni ___________, ni __________; porque las primeras cosas pasaron" (4).
3. "Pero los _____________ [los que temieron al hombre y no a Dios] e _______________, los abominables y _____________, los _______________ y ______________ [los que se meten con el ocultismo y las drogas], los idólatras y todos los______________" no estarán allí (8).
4. "Y no vi en ella _______________; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero" (22).
5. "La ciudad no tiene necesidad de _________ ni de __________ que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina" (23).
6. "Sus puertas nunca serán _____________ de día, pues allí no habrá _______________" (25).
7. "No entrará en ella ninguna cosa _________________, o que hace ______________________ y ________________, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero" (27).
8. "Y no habrá más _________________" (22:3).
9. "Y no tienen necesidad de luz de _____________, ni de _______ del sol, porque Dios el Señor los iluminará" (22:5).

El Arbol de Vida
     Cuando Dios creó al mundo, también hizo al árbol de vida. Satanás provocó a Eva a que comiera de otro árbol, de un árbol prohibido. Cuando Eva le dio el fruto a Adán para que comiera, el pecado y la muerte entró al mundo. "Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida" (Génesis 3:24). La intención original de Dios fue que Adán y Eva tuvieran vida eterna, pero cuando pecaron, El no les permitió vivir eternamente en su condición pecaminosa. Dios envió a su Hijo, Jesucristo, a morir por los pecados de la humanidad, para que tengamos vida eterna con El en santidad. ¡Gloria a Dios! "Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios" (Apocalipsis 2:7b).

    En la nueva tierra, el árbol de la vida aparece otra vez. "Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad" (Apocalipsis 22:14). Tú puedes ser como un árbol de vida a otros cuando les ayudas a recibir a Jesucristo como su Salvador. "El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio" (Proverbios 11:30).


LECCION 36. JESUCRISTO VIENE PRONTO

Apocalipsis 22:6-21
6Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.
7¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.
8Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
9Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios. 10Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca. 11El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.
12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. 13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.
14Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. 15Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.
16Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.
17Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.
18Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
19Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.
20El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
21La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

Alaba Solamente a Dios
    Cuando Juan intentó adorar al ángel, se le dijo que no lo hiciera. Cuando Jesús fue tentado para adorar a Satanás con el propósito de recibir todos los reinos del mundo, El dijo: "Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás" (Lucas 4:8b). Dios quiere que tú lo adores verdaderamente, y SOLO a El. Es, entonces, sorprendente que Dios dijo de Jesucristo: "Adórenle todos los ángeles de Dios" (Hebreos 1:6b). Podemos adorar a Jesucristo porque El es Dios en la carne, el que vino a vivir entre los hombres como el Hombre, Jesucristo.

Jesucristo Trae Su Galardón Con El
     Jesucristo promete premiar a los creyentes por su amoroso servicio a El. "Aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor" (1 Corintios 3:8b). Solo lo que se hace en el poder del Espíritu de Dios dentro de nosotros perdurará en los momentos de la prueba. "La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa" (1 Corintios 3:13, 14).

    La Palabra de Dios promete dar dos tipos de coronas, "Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria" (1 Pedro 5:4). "Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman" (Santiago 1:12). "Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida" (Apocalipsis 2:10b). "Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida" (2 Timoteo 4:8).

Agua de Vida para el Sediento
    Jesús primero ofreció gratuitamente el "agua de la vida" cuando hablaba con la mujer de
Samaria que había venido al pozo a sacar agua. "Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna" (Juan 4:13b, 14). Después explicó: "Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva" (Juan 7:37b, 38). Jesús se refería al Espíritu Santo que viviría en los creyentes.

    Ahora, otra vez, Jesucristo ofrece el agua de la vida. Un río puro del agua de la vida, claro como el cristal, sale del trono de Dios y del Cordero. La invitación viene otra vez para ti: "Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente" (Apocalipsis 22:17b).

    Esta es la última invitación en la Palabra escrita de Dios. ¿Has aceptado la invitación para venir a él? Tú serás bendecido si lo haces. Cristo dice que viene pronto. Si eres suyo, entonces podrás unirte a los cristianos de todo el mundo diciendo como dijo el apóstol Juan: "Sí, ven, Señor Jesús."


Respuestas a las Preguntas
    Las contestaciones a las preguntas de este estudio bíblico se encuentran abajo para que puedas verificar tu trabajo y conocer las respuestas correctas.

Lección 2: Páginas 4-7 
1. siete, iglesias
2. pies, oro
3. blancos, nieve
4. llama, fuego
5. bronce
6. aguas 
7. estrellas, ángeles
8. espada
9. sol
10. muerto
11. muerte, Hades
12. (a) visto
(b) son
(c) después, estas

Lección 3: Páginas 9, 10

1. estrellas
2. trabajo, paciencia,
malos, aborreces
3. primer amor
4. árbol, vida, paraíso
Lección 4: Páginas 12, 13
1. primero, postrero,
muerto, vivió
2. tribulación, pobreza, rico
4. daño, muerte
Lección 5: Páginas 15, 16
1. espada, filos
2. nombre, negado
3. Balaam, nicolaítas
4. maná, blanca, nombre
Lección 6: Páginas 17, 18
1. Dios, ojos, pies
2. amor, fe, servicio, 
paciencia, primeras
3. Jezabel, profetisa,
fornicar, ídolos
4. guardare, autoridad,
naciones, estrella

Lección 7: Páginas  20, 21
1. siete, siete
2. personas, manchado
3. vives, muerto, perfectas
4. blancas, borraré, libro,
vida, confesaré
Lección 8: Páginas 23, 24
1. Santo, Verdadero, llave,
abre, cierra, cierra, abre
2. fuerza, palabra,
negado, paciencia
4. columna, saldrá, allí,
nombre, ciudad, nombre
Lección 9: Páginas 27, 28
1. Amén, fiel, verdadero,
creacíon
3. frío, caliente, tibio,
vomitaré, rico,
enriquecido, ninguna,
pobre, ciego, desnudo 
4. siente, trono
Lección 12: Páginas 40, 41
1. blanco, arco, corona
2. bermejo, paz, espada
3. negro, balanza
4. amarillo, Muerte, Hades,
espada, hambre,
mortandad, fieras
5. altar, almas
(a) La palabra de Dios
(b) El testimonio que
     tenían
6. (a) terremoto
(b) negro
(c) sangre
(d) cayeron
(e) desvaneció
(f) monte, isla
(g) escondieron, Caed,
escondednos, rostro,  trono, ira

Lección 14: Páginas 48, 49
1. naciones, tribus,
 lenguas
2. lavado, sangre
3. extenderá
4. hambre, sed
5. sol, calor
6.  pastoreará, fuentes
7. lágrima

Lección 22:  Páginas  66, 67

1. mujer, sol, luna, doce
2. dragón, hijo, naciese
3. hierro, naciones, trono
4. desierto, Dios, 1,260
5. Miguel, dragón, tierra

Lección 32:  Páginas 96, 97

1. Salvación, gloria, poder
2. verdaderos, justos
3. juzgado, ramera
4. vengado, siervos
5. reina
6. bodas
7. preparado

Lección 35: Páginas 108,109

1. mar
2. lágrima, muerte, llanto,
clamor, dolor
3. cobardes, incrédulos, 
homicidas, fornicarios, 
hechiceros, mentirosos
4. templo
5. sol, luna
6. cerradas, noche
7. inmunda, abominación,
mentira
8. maldición
9. lámpara, luz


Siete "Bienaventurados" en Apocalipsis
(Versículos para memorizar)
"Bienaventurado" significa recibir beneficios espirituales. Pon un círculo alrededor de la palabra "bienaventurado" en cada versículo de esta página. Subraya las palabras que muestran qué clase de personas son bienaventuradas.
1. "Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca" (Apocalipsis 1:3).
2. "Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen" (Apocalipsis 14:13).
3. "He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza" (Apocalipsis 16:15).
4. "...Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero" (Apocalipsis 19:9a).
5. "Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años" (Apocalipsis 20:6).
6. "¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro" (Apocalipsis 22:7).
7. "Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad" (Apocalipsis 22:14).
                                                                                          

Este es un folleto para estudiarse individualmente o en grupo. Tenemos disponibles más
ejemplares gratuitos, según el Señor provea económicamente:

PRENSA MISIONERA MUNDIAL, INC.
P.O. Box 120
New Paris, Indiana 46553-0120 U.S.A.
Gratis–No Debe Venderse                 5 - 01                          1900/2


If you are interested in receiving additional Scripture booklets, write to the publisher in English or order online:

World Missionary Press, Inc. 
P.O. Box 120 
New Paris, Indiana 46553-0120 U.S.A.


World Missionary Press Home Page | Go to the Top of This Page

Hit Counter