World Missionary Press

Cómo Conocer a Dios- Spanish

Bookmark and Share  


Conocer a Dios es la experiencia más importante de toda la vida. ¡Cuán maravilloso es que Dios se ha revelado de tal manera que El está al alcance de aquellos que le buscan de todo corazón! Sin embargo El queda como un misterio escondido para aquellos que no le buscan porque no desean conocerle. 

Solo aquellos que sinceramente quieren conocer a Dios estudiarán estas páginas, las cuales están llenas de palabras tomadas del mismo corazón de Cristo. El inspiró a hombres temerosos de Dios a escribir estas palabras en la Biblia, y milagrosamente las ha preservado por todas las generaciones, a pesar de Satanás haber tratado por todos los medios hacerlas desaparecer. 

Si de corazón usted deja sus propios caminos y se somete a Dios, El hará que Su Espíritu Santo viva en usted y nada podrá separarlo de Su amor. Confíe en Sus promesas y sígalo en obediencia. El será su Dios y usted será "Su especial tesoro". El pagó un precio incomparable por usted y quiere tener comunión con usted, ahora y por la eternidad.


HAY SOLO UN DIOS VERDADERO 1 

Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. —Deuteronomio 6:4b, 5

Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro. —Isaías 45:18

A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y que no hay otro. —1 Reyes 8:60

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. —Isaías 42:8

Vosotros sois mis testigos, dice Jehová,...para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. —Isaías 43:10, 11

Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. —Isaías 45:22


DIOS ES MISERICORDIOSO Y LLENO DE GRACIA — 2

Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia. Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, engrandeció su misericordia sobre los que le temen. —Salmo 103:8, 11

Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen,...Y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra. —Salmo 103:17a, 18b

¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad,...? ...Porque se deleita en misericordia. —Miqueas 7:18

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. —Lamentaciones 3:22, 23

Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias. —Lamentaciones 3:32

Con el misericordioso te mostrarás misericordioso. —Salmo 18:25a

Aclamad a Jehová, porque él es bueno; Porque su misericordia es eterna. —1 Crónicas 16:34


DIOS LE AMA A USTED 3 

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. —Jeremías 31:3

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. —Jeremías 29:11

Yo os he amado, dice Jehová. —Malaquías 1:2a

Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen. —Salmo 103:13

He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó [Oh Dios] librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados.  —Isaías 38:17

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. —1 Juan 4:16a, 19

Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. —Sofonías 3:17


LO MAS IMPORTANTE EN ESTA VIDA ES CONOCER A DIOS — 4

Mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará. —Daniel 11:32b

Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová. —Jeremías 9:24

Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan. —Salmo 119:2

Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida,... amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti. —Deuteronomio 30:19b, 20a

Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos. —Oseas 6:6

Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía. —Salmo 42:1

Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. —Exodo 33:14


VIVIR INDEPENDIENTEMENTE DE DIOS ES FATAL

Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará. —2 Crónicas 15:2b

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? —Jeremías 17:9

Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte. —Proverbios 16:25

Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; ...sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio. —2 Pedro 2:4, 9

Mas si no oyereis la voz de Jehová, y si fuereis rebeldes a las palabras de Jehová, la mano de Jehová estará contra vosotros. —1 Samuel 12:15a

El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. —Juan 15:6


PARA CONOCER A DIOS DEBEMOS BUSCARLE — 6

Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. —Jeremías 29:13

Si...la buscares, y la escudriñares como a tesoros, entonces ...hallarás el conocimiento de Dios. —Proverbios 2:4b, 5

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. —Mateo 7:7

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. —Hebreos 11:6

Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan. —Proverbios 8:17

Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca. —Lamentaciones 3:25

Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres,...para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. —Hechos 17:26a, 27

Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría a él mi causa. —Job 5:8


DIOS QUIERE QUE VENGAMOS A EL 7 

Porque Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él. —2 Crónicas 30:9b

Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan. —Salmo 86:5

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. —Santiago 4:8a

Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras. —Salmo 145:18

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. —Isaías 1:18

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. —Mateo 11:28, 29

Al que a mí viene, no le echo fuera. —Juan 6:37b


DIOS ES SANTO — 8

¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?¿...magnífico en santidad...? —Exodo 15:11a

No hay santo como Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti. —1 Samuel 2:2a

Lejos esté de Dios la impiedad, Y del Omnipotente la iniquidad. —Job 34:10b

Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. —Isaías 6:3b

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad. —Isaías 57:15a

Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios. —Marcos 10:18b

¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo. —Apocalipsis 15:4a

Alaben tu nombre grande y temible; el es santo. —Salmo 99:3

Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. —Apocalipsis 4:8b

Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras. —Salmo 145:17


EL PUEBLO DE DIOS DEBE VIVIR VIDAS SANTAS — 9

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. —Santiago 2:19, 20; 1:22

El qué dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. —1 Juan 2:4; 3:10

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. —Hebreos 12:14

Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. —1 Pedro 1:15, 16

Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. —Amós 5:14


COSAS QUE DIOS ORDENA — 10

Y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. —Miqueas 6:8b

Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios. —Levítico 19:2b

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. —Lucas 10:27b

Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. —Marcos 10:19

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento. —Romans 12:2a

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. —Josué 1:8

Tened fe en Dios. —Marcos 11:22b

Mas a Jehová vuestro Dios serviréis. —Exodo 23:25a


LAS COSAS QUE DIOS ABORRECE 11

Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos. —Proverbios 6:16-19

Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio. —Isaías 61:8a

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. —Apocalipsis 21:8

Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. Porque Jehová Dios...ha dicho que él aborrece el repudio. —Malaquías 2:15b, 16a

Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová. —Zacarías 8:17


LAS PERSONAS NO LLENAN LOS REQUISITOS DE DIOS — 12

Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. —Juan 5:42

Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. —Santiago 2:10

Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. —Isaías 6:5

Como está escrito: No hay justo, ni aun uno. —Romanos 3:10

Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. —Santiago 4:17

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. —Romanos 3:23

Todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. —1 Juan 3:10b

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino. —Isaías 53:6a

¿Quién podrá estar delante de Jehová el Dios santo?... —1 Samuel 6:20b


NUESTRAS OBRAS NO PUEDEN AGRADAR A DIOS 13

Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios. —Romanos 10:2, 3

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia. —Isaías 64:6a

Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo. —Ezequiel 33:13

Y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. —Romanos 8:8

Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él. —Romanos 3:20a

No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. —2 Corintios 3:5

El justo por la fe vivirá. —Gálatas 3:11b


EL PECADO NOS SEPARA DE DIOS —  14

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. —Romanos 5:12

Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. —Santiago 1:15

Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oir. —Isaías 59:2

Como la justicia conduce a la vida, así el que sigue el mal lo hace para su muerte. —Proverbios 11:19

Así ha dicho Dios: ¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová? No os vendrá bien por ello; porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará. —2 Crónicas 24:20b

Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la pala-

bra de Jehová, él también te ha desechado. —1 Samuel 15:23a

El alma que pecare, esa morirá. —Ezequiel 18:20a


LA IRA DE DIOS ESTA SOBRE EL PECADO 15 

Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días. —Salmo 7:11

Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. —Nahum 1:3a

Cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.      —Colosenses 3:6

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. Tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo. —Romanos 1:18; 2:9a

Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican. —Romanos 1:29-32


EL JUICIO VIENE — 16

Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. —Hebreos 9:27b

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. —Apocalipsis 20:12, 15

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. —Mateo 12:36

Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala. —Eclesiastés 12:14

Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. —Mateo 13:49, 50

Delante de Jehová que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad. —Salmo 96:13


NO PODEMOS ESCONDERNOS DE DIOS 17 

Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos. —Proverbios 15:3

Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. —Salmo 139:1-4

Porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. —1 Samuel 16:7b

El que hizo el oído, ¿no oirá? El que formó el ojo, ¿no verá? —Salmo 94:9

Porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos. —Jeremías 16:17

Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.  Hebreos 4:13


ES NECESARIO ABANDONAR EL PECADO — 18

¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos? —Ezequiel 18:23

Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. —Lucas 13:3

El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. —Proverbios 28:13

Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia. —Joel 2:12, 13a

Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien. —Oseas 14:2a

El mira sobre los hombres; y al que dijere: Pequé,...Dios redimirá su alma para que no pase al sepulcro, y su vida se verá en luz. —Job 33:27a, 28

Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina. —Ezequiel 18:30b


EL ARREPENTIMIENTO TRAE PERDON 19 

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. —Isaías 55:6, 7

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. —Salmo 34:18

Y se arrepienta cada uno de su mal camino, y yo perdonaré su maldad y su pecado. —Jeremías 36:3b

Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; y tú perdonaste la maldad de mi pecado. —Salmo 32:5

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. —1 Juan 1:9

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados.      —Hechos 3:19a

El Arrepentimiento significa abandonar el pecado al confesarlo a Dios.


UN SACRIFICIO FUE NECESARIO PARA RECONCILIARNOS CON DIOS   —20

(Compare con la página 14.)

Y pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto, y será aceptado para expiación suya. Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona. —Levítico 1:4; 17:11

Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. —Hebreos 9:22

El animal será sin defecto, macho de un año;...Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad. —Exodo 12:5a, 13a

Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío....Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. —Génesis 22:8a, 13


JESUCRISTO ES EL CORDERO PROVISTO POR DIOS 21 

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. —Juan 1:29

Mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. —Isaías 53:6b, 7

Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. —Hebreos 9:12, 28a

Sabiendo que fuisteis rescatados...no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación. —1 Pedro 1:18, 19

¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? —Hebreos 9:14


LA REDENCION ES SOLO GRACIAS A LA PROVISION DE DIOS — 22

Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre. —Romanos 3:24, 25a

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. —Romanos 5:8, 9

Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo. —Gálatas 2:16a

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. —Efesios 2:8, 9

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre. —Hechos 4:12; 10:43 


EL NACIMIENTO DE CRISTO ES ANUNCIADO 23 

El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María....Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESUS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo;...y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios....Porque nada hay imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. —Lucas 1:26b-38

Los únicos hombres que entraron al mundo sin ser productos de una unión sexual fueron Adán y Cristo. Adán trajo pecado al mundo, pero Jesús trajo victoria sobre el pecado.


QUIEN, EN VERDAD, ES JESUCRISTO — 24

Cristo Jesús,...siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, ...y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. —Filipenses 2:5b-8

Yo y el Padre uno somos. ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy? —Juan 10:30, 36

Jesucristo, la Palabra Eterna, siempre ha existido. Por medio de un milagro, Dios hizo que él fuera concebido en el vientre de María. Físicamente, El es conocido como el Hijo del Hombre, y espiritualmente El es conocido como el Hijo de Dios. Las Escrituras usan la palabra ``Hijo'' para explicar la relación que existe entre Dios y Su Palabra—Jesucristo.

Por lo cual, entrando en el mundo dice:...Mas me preparaste cuerpo. —Hebreos 10:5

Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos. —Romanos 1:4

Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! —Juan 20:28


¿QUIEN, EN VERDAD, ES JESUCRISTO? 25 

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne. —1 Timoteo 3:16a

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad. —Colosenses 2:9

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. —Isaías 9:6

Jesús les dijo:...Antes que Abraham fuese, yo soy. —Juan 8:58

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. —Juan 1:4, 9-10

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos. —1 Timoteo 2:5, 6a

En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados. El es la imagen del Dios invisible. —Colosenses 1:14, 15a


LA BIBLIA (LAS ESCRITURAS) ES LA PALABRA DE DIOS — 26

Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. —2 Pedro 1:21

Como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio; para dar conocimiento de salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados. —Lucas 1:70, 77

El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, y su palabra ha estado en mi lengua. —2 Samuel 23:2

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. —2 Timoteo 3:16

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. —Romanos 15:4

Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. —Mateo 22:29b


JESUCRISTO ES LA PALABRA DE DIOS — 27 

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. —Apocalipsis 19:13

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. —Juan 1:1, 14a

Jesucristo Revela a Dios

A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. —Juan 1:18

Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. —2 Corintios 4:6

Dios Habla por Medio de Jesucristo

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo. —Hebreos 1:1, 2

Yo hablo lo que he visto cerca del Padre. —Juan 8:38a


COMPARACION ENTRE LA PALABRA ESCRITA Y LA PALABRA VIVA — 28, 29

La Biblia es el Alimento para el Alma

Guardé las palabras de su boca más que mi comida. —Job 23:12b

No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. —Mateo 4:4b

La Biblia llumina Nuestro Camino

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. La exposición de tus palabras alum- bra; Hace entender a los simples. —Salmo 119:105, 130

Jesucristo es el Pan del Cielo

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. Yo soy el pan de vida. —Juan 6:51, 48

Jesucristo es la Luz del Mundo

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. —Juan 1:4; 8:12

La Biblia Produce una Vida

Fructífera Sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará. —Salmo 1:2, 3

Jesucristo Produce Fruto en la Vida 

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. —Juan 15:4a, 5

LAS ESCRITURAS NOS HABLAN ACERCA DEL SEÑOR JESUCRISTO 

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;...Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. —Juan 5:39, 46

Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. —Lucas 24:27


LA PALABRA ETERNA DE DIOS NUNCA CAMBIA — 30

Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos. La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu justicia. —Salmo 119:89, 160

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. —Isaías 40:8

Hasta que pasen el cielo y la tie- rra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. —Mateo 5:18b

Y la Escritura no puede ser quebrantada. —Juan 10:35b

El Hombre no Debe Atreverse a Cambiar la Biblia

Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás. —Deuteronomio 12:32

No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso. —Proverbios 30:6

Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida. —Apocalipsis 22:19a

El que menosprecia el precepto perecerá por ello. —Proverbios 13:13a


LA MUERTE DE JESUCRISTO DIO CUMPLIMIENTO AL PLAN DE DIOS — 31                                            

Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. —Juan 10:17, 18a

Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba. —Juan 19:11a

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga? —Mateo 26:53, 54

Pero Dios ha cumplido así lo que había antes anunciado por boca de todos sus profetas, que su Cristo había de padecer. —Hechos 3:18

Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado. —Isaías 53:10a

¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? —Lucas 24:26


LA MUERTE DE JESUCRISTO FUE NARRADA POR TESTIGOS PRESENCIALES — 32                                      

Crucificaron también con él a dos ladrones. Y se cumplió la Escritura que dice: Y fue contado con los inicuos. —Marcos 15:27a, 28

Vinieron, pues, los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él. Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas. Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua....Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo. Y...Mirarán al que traspasaron. —Juan 19:32-37

Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena....Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu....y la tierra tembló, y las rocas se partieron. El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente éste era Hijo de Dios. —Mateo 27:45, 50-51, 54


JESUCRISTO VENCIO A LA MUERTE 33 

Al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. —Hechos 2:24, 32

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. —Hebreos 2:14, 15

 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. —1 Corintios 15:55, 57

Y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. —Apocalipsis 1:18

Pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio. —2 Timoteo 1:10


 ¿QUE DEBEMOS HACER CON EL SEÑOR JESUCRISTO? — 34

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. —Apocalipsis 3:20

Mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. —Romanos 4:5

Recibid el Espíritu Santo....pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.   Juan 20:22b; 16:24b

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. —Romanos 10:9

El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; ...Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. —Mateo 10:37a; 16:24, 25

Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa. —Gálatas 3:29


POR MEDIO DE JESUCRISTO TENEMOS VIDA NUEVA — 35

Que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida. —1 Juan 5:11b, 12a

Pero Dios, que es rico en mise- ricordia,...aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). —Efesios 2:4, 5

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios. —Gálatas 2:20a

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha li brado de la ley del pecado y de la muerte. —Romanos 8:2

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. —2 Corintios 5:17

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre. Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación. —1 Pedro 1:23; 2:2


DIOS ES PADRE DE QUIENES SON SU PUEBLO — 36

Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su santa morada. —Salmo 68:5

Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros. Oh Jehová, eres nuestro padre; nuestro Redentor perpetuo es tu nombre. —Isaías 64:8; 63:16b

Y en el lugar en donde les fue dicho: Vosotros no sois pueblo mío, les será dicho: Sois hijos del Dios viviente. —Oseas 1:10b

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? ...Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. —Mateo 7:11; 6:9

Y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. —2 Corintios 6:17b, 18

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. —Romanos 8:14


POR JESUCRISTO CONOCEMOS A DIOS COMO PADRE — 37

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto....El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. —Juan 14:6, 7, 23b

...Dios envió a su Hijo,...a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. —Gálatas 4:4-6; 3:26

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. —Juan 1:12

Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. —1 Juan 2:1b

Porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. —Efesios 2:18


JESUCRISTO TRAE AMOR, GOZO Y PAZ — 38

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. —1 Juan 4:8, 16b

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. —Efesios 4:32

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. —Juan 13:35

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz.... —Gálatas 5:22a

Con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. —Habacuc 3:18

Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre. —Salmo 16:11

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. —Romanos 5:1

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. —Juan 14:27


JESUCRISTO RESUCITARA A SUS VERDADEROS SEGUIDORES — 39

Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. —Romanos 8:11

Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder. —1 Corintios 6:14

Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. —Juan 6:40

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. —Juan 11:25, 26a

Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. —1 Corintios 15:21-23


NO DESCUIDE TAN GRANDE SALVACION — 40

El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? —Hebreos 10:28, 29

El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. —Juan 12:48

Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis. —Juan 8:24

Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed.  —Lucas 12:4, 5

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. —Juan 3:36


EL SEÑOR JESUCRISTO NOS JUZGARA 41 

Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. —Hechos 17:31

Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. —Juan 5:22, 23a

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho..., sea bueno o sea malo. —2 Corintios 5:10

En el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres. —Romanos 2:16a

Cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo. —2 Tesalonicenses 1:7b, 8

Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí. —Lucas 19:27


NO TODOS LOS QUE PROFESAN SEGUIR A JESUCRISTO PERTENECEN A EL — 42

Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. —Romanos 8:9b

Y estarán delante de ti como pueblo mío, y oirán tus palabras, y no las pondrán por obra; antes hacen halagos con sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia. —Ezequiel 33:31b

Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí. —Mateo 15:8

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. —Mateo 7:21-23

Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. —Mateo 23:28


LOS SEGUIDORES VERDADEROS DE JESUCRISTO LE OBEDECEN — 43

Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. —1 Juan 2:3

Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. —Ezequiel 36:27

Y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. —Hebreos 5:9

Vinisteis a ser siervos de la justicia. —Romanos 6:18b

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. —Efesios 2:10

Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. —Romanos 8:10, 13

Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. —2 Timoteo 2:19b


EL MUNDO ABORRECE A LOS SEGUIDORES DE JESUCRISTO — 44

Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. —Juan 15:18, 19

Y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios. Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí. —Juan 16:2b, 3

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. —1 Juan 3:1

Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución. —2 Timoteo 3:12

En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. —Juan 16:33b

Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. —Juan 17:14

Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. —Lucas 21:17


PROMESAS PARA LOS QUE SUFREN PERSECUCION — 45

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:7

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. —Isaías 41:10

Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá. —Salmo 27:10

De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre. —Hebreos 13:6

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. —Salmo 91:11; 23:4

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. —Filipenses 4:13, 19


VICTORIA SOBRE EL PECADO Y SATANAS — 46

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. —1 Corintios 10:13

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. —Hebreos 4:16

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. —1 Juan 1:7

Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. —2 Timoteo 2:22

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. —Santiago 4:7

En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti. —Salmo 119:11

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. —1 Juan 4:4


LA ORACION VERDADERA ES TENER COMUNION CON DIOS — 47

Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. —Salmo 62:8

Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza. —Jeremías 17:14

Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. —1 Tesalonicenses 5:17, 18

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. —Santiago 1:5

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. —Juan 15:7

Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. —Salmo 34:4

Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado. Por amor de tu nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande. —Salmo 66:18; 25:11


JESUCRISTO VIENE OTRA VEZ - PREPARESE 48

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire. —1 Tesalonicenses 4:16, 17a

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. —2 Corintios 7:1

Hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados. —1 Juan 2:28b

Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta. —Santiago 5:8, 9

Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá. —Lucas 12:40


SED LLENOS DEL ESPIRITU DE DIOS 

Volveos a mi reprensión; he aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, y os haré saber mis palabras. —Proverbios 1:23

No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Someteos unos a otros en el temor de Dios. —Efesios 5:18-21

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. —Filipenses 2:13

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. —1 Corintios 3:16; 6:20

Todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios. —Hechos 4:31b


Escriba a la siguiente dirección y reciba gratis un curso biblico:

                  La Palabra en Cada Hogar     Apartado 6-634    México, D.F. 06600

Publicado por la Prensa Misionera Mudial  P.O. Box 120 New Paris, IN 46553-0120 USA

Or order online.


World Missionary Press Home Page | Go to the Top of This Page

Hit Counter